Crema de arroz con mijo

Con este desayuno no habrá quién te pare¡¡

Con este desayuno no habrá quien te pare¡¡

Es mi desayuno preferido, el que me pone las pilas en invierno. En primavera y verano lo hago más ligero, sin castañas, pero en otoño e invierno son imprescindibles para mí porque son mantequillosas y muy muy dulces y es justo ese sabor el que me pide el cuerpo. También le añado trocitos de manzana deshidratada de agricultura ecológica.

Me gusta preparar este desayuno por la noche, antes de acostarme, y hago suficiente cantidad para que me dure dos o tres días, así no tengo que estar todas las noches haciendo lo mismo y puedo dedicarme a otras cosas.

Lo conservo en el frigorífico en un taper de cristal y por la mañana caliento la ración que voy a tomar en una cazuela a fuego medio con un chorrito de leche vegetal para que no se pegue y quede un poquito más líquido.

Ingredientes: media taza de arroz integral + media taza de mijo + un puñado de castañas secas + un puñado de manzana deshidratada + seis tazas de agua + 1 taza de leche de arroz + un palito de canela + una pizca de sal

Elaboración:

Lavas el arroz y el mijo en un recipiente debajo del grifo, lo cuelas bien y lo tuestas en el fondo de una olla exprés. Cuando digo tostar me refiero a que lo pongas al fuego sin nada más para que vaya entrando calor al grano. Hazlo con el fuego medio o suave para que no se queme y remueve de vez en cuando. Cuando esté ligeramente tostado añades las siete tazas de líquido, las castañas, la manzana y la canela. Pones el fuego alto y cuando empiece a hervir, añades una pizca de sal y cierras la olla exprés. Una vez que haya subido la válvula, lo dejas a fuego mínimo unas dos horas y media.

Si tienes una llama fuerte en tu cocina, prueba primero a abrir la olla pasada una hora y media. Si ves que está muy seco añade más líquido y déjalo más tiempo para que quede más cremoso.

El secreto de este desayuno es conseguir que quede cremoso y dulce sin necesidad de azúcar. Cuando lo vayas a comer puedes endulzarlo con un poquito de melaza de arroz o de cebada y echar unas pipas de calabaza tostadas por encima.

Me gusta abrazar mi tazón de cereales con las dos manos y servirme un té kukicha calentito…mmmhhhh…buenos días!!!!

 

 

 

Compártelo

Conoce las claves para disfrutar mientras te cuidas

4 comentarios

  1. Ruben

    Gracias Joana, este ya lo estoy preparando. Es el arroz con leche de toda la vida en Joana style. De momento me ha salido un poco soso y con mucho agua creo. Las castañas imposibles de encontrar. Tengo unas vainas de vainilla malgache que usare en el proximo intento en lugar de canela.

    Responder
    1. admin Autor del artículo

      Me alegro de que te guste, Rubén. Además, tú eres deportista, así que si lo tomas seguido un tiempo notarás cómo tienes energía estable y no hay quien te pare, jejeje. Encima lo que dices, recuerda el sabor del arroz con leche. Prueba a echarle unas pipas de calabaza justo cuando lo vayas a comer o unas avellanas troceadas o almendras. Las castañas sólo las utilizo en invierno y en Vitoria no las encuentro, las compro en Madrid, el resto del año me conformo con echarle manzana seca y poca porque es más yang. Si te queda muy líquido prueba a hacerlo media hora más y si al principio el sabor te parece poco dulce puedes ponerle una cucharadita de melaza pero es mejor que te acostumbres a comerlo tal cual. La vainilla también le va bien pero en la macrobiótica usamos más la canela porque es menos yin. Ah, en vez de castañas también queda muy rico con pasas o con ciruelas pasas. Bueno, que aproveche¡¡ Ya me dirás¡¡

      Responder
  2. raquel

    quiero compartir una observación: creo que es importante dejar los granos desde 2 horas a 8 en remojo, así se activa el grano. además hay que echarle cuando vamos a cocerlo antes de cerrar la olla un poco de sal.

    Responder
    1. sugarnobaby Autor del artículo

      Si, Raquel, poner a remojo el cereal puede ser una buena opción, me parece genial aunque yo al final nunca lo hago, por eso ni lo menciono en la receta y lo de la sal eso sí que lo he dicho pero está bien que lo recuerdes. Ah, y otra cosa, mejor tenerlo dos horas como máximo al fuego porque si no quedará muy pastoso, salvo que pongáis más líquido. Cómo me gusta este desayuno… creo que estoy enganchada, jejeje. Un abrazo¡¡

      Responder

Responder a Ruben Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>