Archivados bajo la etiqueta: té bancha

Té y pan “tumaca” macro

Té bancha con pan de trigo candeal untado con aceite de oliva, tamari y canela

Una vez a la semana me gusta dar rienda suelta al institinto panarras que hay en mí y desayunar un par de tostadas pero de las mías.

Siempre elijo un pan de calidad, en este caso es integral, de trigo candeal. Lo compro ya cortado en rebanadas y lo congelo porque como pan de vez en cuando y si no, se quedaría duro.

Lo primero de todo, preparo un té. En este caso he elegido un té bancha, que lo he hecho durante unos diez minutos y lo dejo reposar. Luego saco el pan del congelador y lo meto a la tostadora. Me gusta el sabor del aceite en el pan y me preparo mi propio pan “tumaca”. Los ingredientes los aprendí de Javier Arocena y me parece que es una combinación perfecta y deliciosa.

Echas unas gotitas de aceite de oliva sobre el pan, a continuación le das un toque macrobiótico con un poquito de tamari y para rematar, espolvoreas por encima canela en polvo. Un desayuno perfecto para un día aún mejor¡¡

Compártelo

Té bancha

Aspecto del té bancha

Si los tés comerciales se tuestan en hornos, el té bancha se seca al sol y no tiene aditivos ni apenas teína.

Las hojas de este té se recolectan a los tres años de estar en la planta, lo que le da una personalidad propia y una gran cantidad de minerales y vitaminas. Proviene de la planta del  té verde.

Es rico en calcio, muy fácil de digerir y, además, tonifica y alcaliniza la sangre.

Al igual que el kukicha, es un té que ayuda a combatir el cansancio, sobre todo si le añades un chorrito de shoyu.

A la hora de prepararlo, requiere una cierta ceremonia, no muy complicada. Basta con hervirlo durante tres minutos, dejarlo reposar y colarlo. Por litro de agua se pueden añadir dos cucharadas soperas de té pero prueba a hacerlo con menos cantidad de agua y a cogerle el punto de sabor que a ti te gusta. Cuantos más minutos se esté haciendo en el fuego, más sabor tendrá.

El resultado es un té muy aromático pero suave y de color verde.

Se vende a granel y empaquetado, en herboristerías, tiendas de dietética y en establecimientos de productos ecológicos.

 

 


Compártelo