Archivados bajo la etiqueta: ensalada

Ensalada de zanahoria con curry y alga dulse

Sugar no baby

Ingredientes:

Dos o tres zanahorias + dos cucharadas soperas de pasas + alga dulse + curry + sal + vinagre de manzana + pipas de calabaza (opcional) + manzana rallada (opcional)

Elaboración:

Pelas las zanahorias y las rallas, las colocas en un bol y las amasas con un poco de sal. Dejas que reposen unos diez minutos con la sal, luego añades vinagre de manzana y curry (a tu gusto, pero sin miedo, que está más rico). Por otro lado, pones a remojo el alga dulse con las pasas. Esperas otros diez minutos y añades el alga cortada en trocitos y las pasas (después de escurrirlas, claro).  Cuando eches el alga fíjate que está bien limpia o si no retira los restos de haber estado pegada a la roca con tus dedos.

La ensalada estaría lista para comer así misma pero si le pones también unas pipas de calabaza tostadas en la sartén y unos trocitos de manzana será aún más divertida.

Esta ensalada va muy bien para acompañar otros platos con verdura, con legumbre, pasta, cereal…

A mí me gusta hacer más de la cuenta para tener para dos días en el frigorífico. Como tiene sal, aguanta muy bien en la nevera.

Perfecta para macrobióticos, veganos, vegetarianos y diabéticos.

Compártelo

Ensalada prensada

Crujiente y sana, sin aceite. No hincha el abdómen  y se digiere mejor.

Crujiente y sana, sin aceite. No hincha el abdómen y se digiere mejor.

Una forma de comer ensaladas más frescas, digestivas y con menos aceite es amasar las verduras con tus manos y con un poco de sal, ayudando a que suelten su agua. Hazlo con cariño y poniendo bonitos pensamientos, vale? Luego, dejas al menos dos horas o toda la noche las verduras o las hojas de la ensalada con un peso encima y a la hora de ir a comerla, añade una manzana rallada, un poquito de aceite de buena calidad (opcional) y vinagre de arroz o unas gotas de limón exprimido.
Va muy bien para esta ensalada usar hojas que sean un poco consistentes como la col, el repollo o verduras como la lombarda y la zanahoria. De verdad que el resultado es flipanteee¡¡¡

La ensalada de la foto está hecha con lombarda cortada muy fina, cebolla y nabo morado. La clave está en cortar las verduras muy muy finas o rallarlas. Después de echarle sal y de amasarla, he metido las verduras en una prensa para hacer pickles. A la hora de servir, no le he puesto aceite, sólo unas gotas de vinagre de arroz y tiene tanto sabor que incluso se podría comer directamente.

Es crujiente y muy muy refrescante. Me encanta¡¡

Receta macrobiótica, apta también para vegetarianos o veganos.

Compártelo