Fatiga crónica

 

Con una alimentación adecuada es raro acabar el día agotado por mucha actividad que tengas, aunque hay días y días. Pero cuando sentimos que la fatiga se convierte en una pesada losa que arrastramos a diario, ahí ya deberíamos tomar conciencia de que algo no marcha bien.

En general, el cansancio crónico aparece cuando nuestra sangre está demasiado ácida y para corregir esa condición aparte de seguir una alimentación macrobiótica suele funcionar bien la ciruela Umeboshi.

Para estos casos conviene tomarla en forma de té o como un caldo.

Para el: hervir la pulpa de una umeboshi media hora en un litro de agua y colar. Es una bebida que entra muy bien en verano porque refresca.

Para el caldo: una umeboshi, una cucharadita de copos de bonito, un chorrito de shoyu y agua caliente por encima de todos los ingredientes. Añades también media hora de alga Nori cortada en trozos pequeños.

 

 

Compártelo

Conoce las claves para disfrutar mientras te cuidas

4 comentarios

  1. admin Autor del artículo

    Hola Eva, estos consejos, tanto el del té de umeboshi, como el caldo, son para aplicarlos unos días. Podrías hacerlo durante un par de días, por ejemplo, a ver qué tal te sientes, pero desde luego, lo interesante sería que introdujeras el grano integral (arroz, cuscús, quinoa…) en tus comidas y que evitaras alimentos “chatarra”. Ya sabes, los que te dan un subidón de azúcar pero luego te dejan hecha polvo… Además, es muy importante que comas dulces de calidad porque seguro que el cuerpo te pide dulce, ¿verdad? Cuando digo de calidad me refiero a verduras dulces como la zanahoria, la calabaza, la cebolla.
    Además, de postres sanos, como los que propongo en el blog. Para ello, deberías tener en casa a mano endulzantes naturales hechos con arroz como la melaza. Le darán un toque dulce a tus postres pero evitarás el “dulce veneno”.
    Ah, y sobre qué más usos se le puede dar a la umeboshi… pues son muchísimos¡¡¡ Ya iré hablando de esta ciruela en más post porque se utiliza para un montón de remedios. Por ejemplo, si un día vas al monte a pegarte una caminata y quieres evitar las agujetas del día después, te recomiendo que chupes el hueso de esta ciruela japonesa que, por sus propiedades, parece mágica.
    Si te sueles marear en el coche, tener umeboshi a mano también es “milagroso”.
    Las venden también en forma de comprimidos y está bien tener siempre a mano en el bolso por si un día te duele la cabeza mientras estás en el trabajo…
    Bueno, espero haberte aclarado las dudas, gracias por tu aportación y feliz verano¡¡¡

    Responder
    1. admin Autor del artículo

      Qué bien, María José¡¡ Me alegro de que el blog te guste y te sirva para tu día a día. Sin gente como tú nada de lo que digo y escribo tendría sentido. Seguiré buscando contenidos interesantes para responder a las dudas y a las inquietudes que puedas tener. Un beso y gracias¡¡

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>