¿Cuánto te gusta tu piel? Aprende a amarla

piernas playa

Es tu barrera de protección, la que te protege del mundo exterior y a través de la piel el cuerpo te habla. Cuando hay rojeces, granitos, sequedad, grietas… ella nos grita algo. Llama nuestra atención para que miremos dentro y vayamos más allá de lo que nuestros ojos ven a simple vista.

Durante el invierno y el otoño, la ocultas con capas y capas de ropa. La resguardas del frío y puede que también hasta la olvides.

Pero cuando dejas los abrigos y los jerseys de cuello alto, no te queda más remedio que mirarla… ¿y qué ves? Los estragos del estrés, de la comida precocinada y recalentada en el microondas, de la falta de cariño hacia ti misma y de las cero horas de cuidado personal que te has dedicado.

El tabaco, el alcohol, la contaminación ambiental, el sol y el azúcar también dejan su sello.

Si quieres que tu piel luzca feliz empieza por quererla como se merece.

Lo cierto es que las dos necesitáis lo mismo. Si ella está bien, tú también. Así que, empecemos por el principio. Te has parado a pensar ¿qué tipo de diálogo tienes con ella?

¿Le hablas desde el desprecio? ¿la criticas? o ¿la envuelves en cuidados y atenciones?

atrapasueños espalda

Si no está en buena forma no es porque quiera amargarte el verano o arruinarte el vestido escotado que tanto te gusta, es porque no la haces ni puñetero caso. Y cuando te diriges a ella siempre sale un reproche de tu boca.

Así que, lo que te propongo es que cambies tu enfoque y empieces a disfrutar desde ya de su compañía. ¿Qué cómo se hace eso? Pues muy sencillo…

10 tips para cuidar de tu piel y volver a quererla

  1. Cuando te duches, dúchate. Pon tu atención es sentir al agua caliente resbalando por tu piel y por tu pelo. Si tu mente te lleva a otra parte, vuelve a la ducha y disfruta de ese momento como si fuera la última ducha de tu vida.
  2. Utiliza un jabón neutro para no alterar el PH de la piel.
  3. Hidrátate después de la ducha y aprovecha ese momento para darte un masaje mientras extiendes la crema.
  4. Cuando te vistas, utiliza ropa suave, limpia y agradable al tacto. En lugar de vestirte como una autómata, siente el contacto de la ropa sobre tu piel, su textura, su olor… y elige para ti telas bonitas, alegres y accesorios que realcen tu belleza natural.
  5. Si has tenido la suerte de que brille el sol, sal a la calle con protección para evitar manchas y quemaduras, y disfruta un ratito de su compañía, cuando menos caliente. Con media hora de exposición puede ser suficiente. Por cierto, menos mal que se acabó la moda de tostarse como pollos. Yo he llegado a tener solarium en casa, no digo más…
  6. Nutre tu piel con alimentos ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Si tus niveles de antioxidantes están muy bajos puedes reforzarte con suplementos hasta que consigas equilibrarte con la dieta.
  7. Aprende a respirar. Oxigenas tu piel si practicas la respiración abdominal. Lo habitual es hacerlo desde el diafragma. Suele ocurrir cuando tu vida está dominada por las prisas y el estrés.
  8. Haz ejercicio físico y camina a diario para eliminar toxinas y activar tu sistema linfático. Una simple caminata hace que tu líquido linfático se mueva por todo el cuerpo, limpiando tu organismo de toxinas y virus.
  9. Utiliza cremas adecuadas a tu tipo de piel y que sean de calidad. No te envenenes con pontingues de dudoso contenido.
  10. Reserva momentos para tus rituales de belleza, depilación y cuidado de la piel. No más prisas, no al menos cuando estés contigo a solas.

arena espalda

¿Cómo evitar las manchas?

Me gusta tomar el sol en pequeñas dosis, cada vez más pequeñas porque noto que las manchas asoman sin pedir permiso, así que este verano voy a tomar mis medidas…

Protección solar 50 para la cara, sombrero de paja de ala ancha y una cápsula de té verde al día.

El té verde es antioxidante y tiene una acción antimanchas, además de antigrasa. Si vas a hacer como yo, elige una marca que no lleve azúcar, ni cafeína y que tenga un contenido alto de catequinas. Ah, y que estén estandarizadas al menos el 65% por ciento de ellas para que sea eficaz. Éste es el mío.

Y para un bronceado bonito, que no falte la zanahoria en tu vida!!  Esta receta nunca falla, así que quedas avisada, este verano te vas a enamorar… de tu piel!!

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Gemma

    Hola,

    Comentar que, según se ha demostrado en un estudio sueco, las cremas de protección solar no son una garantía de salud para la piel. Este es el enlace a ua articulo que se le refiere.

    http://www.accionpreferente.com/ciencia/cientificos-revelan-nuevo-descubrimiento-acerca-del-cancer-a-la-piel-y-el-uso-del-bloqueador-solar/

    Por mi parte, el año passado no usé protector en absoluto y me limité a tomar el sol a primera hora del la mañana y por la tarde y a no estar en la playa mas de dos horas. No me quemé y tuve el moreno mejor que recuerdo en años.

    Un abrazo!

    Responder
    1. sugarnobaby Autor del artículo

      Desde luego, Gemma, elegiste la mejor hora para tomar el sol y al no estar más de dos horas ya fuiste precavida!!

      Me parece interesante el estudio que comentas, lo voy a leer con calma, pero voy a seguir usando protector solar no porque tenga miedo al cáncer de piel sino por un principio de precaución y porque no quiero manchas ni arrugas prematuras.

      La cara, sobre todo, y el escote es lo más sensible y ahí no me puede faltar una buena crema.

      Reconozco que según dónde esté tomando el sol (si no es muy directo y es tibio) y si es poco tiempo, puedo exponer las piernas un cuarto de hora o media hora y no corro a echarme crema, pero más allá de eso… ya no lo hago, Gemma.

      Mil gracias por tu opinión, has abierto otro debate y seguro que hay más gente interesada en leer comentarios como el tuyo!!

      Un abrazo!!

      Responder

Responder a sugarnobaby Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>