Coliflor con salsa de almendras y cúrcuma

 

Coliflor con salsa de almendras y cúrcuma

Me gusta el color doradito que le da la cúrcuma y del sabor…ni hablamos

Quizás no sea una hortaliza sofisticada ni de moda. A lo mejor no es la receta que prepararías para tu primera cita con ese chico o chica con el que te pasas horas guasapeando pero si dejas al margen los tópicos y las poses, la coliflor es una verdura exquisita, muy polivalente y barata, por lo que no deberías hacerte la dura o el duro con ella cada vez que te ve pasar por la frutería escrutando la mejor pieza de la huerta.

Su forma es bella, blanca y redondeada, y su sabor es muy potente y característico pero al mismo tiempo es de esos alimentos que según con qué se cocinen se transforman en un plato diferente.

Es agua en un 92 %, así que a partir de ahí, es fácil deducir que si quieres un alimento bajo en grasas, la coliflor puede ser una de tus verduras aliadas.

Además, resulta que es rica en minerales y vitaminas, así que si a estas alturas del post todavía no te has decidido a darle una segunda oportunidad es que no te la mereces (jijiji).

Es una joya de la naturaleza y hay decenas de recetas para disfrutarla pero aquí te cuento mi preferida (hasta la fecha).

Ingredientes: 1 coliflor troceada en florecitas + 25 gr de almendras crudas + 1 pimiento rojo seco + 2 dientes de ajo + 2 cucharadas de aceite de oliva virgen + 1/2 vaso de agua hirviendo + 1 cucharadita de cúrcuma + 1 pizca de pimienta negra molida +1 cucharada de sala de soja

Elaboración: En primer lugar, utiliza un mortero para majar manualmente el pimiento seco cortado en trocitos o tiras y los ajos.

A continuación, echas aceite en una cazuela bastante plana y enciendes el fuego. Calientas el aceite con la cúrcuma, la pimienta, el pimiento y los ajos, y lo cocinas todo unos 5 minutos a fuego medio-bajo.

Pasado ese tiempo, trituras las almendras y las añades a la cazuela. Limpias la coliflor bajo el grifo y después de trocearla en forma de flores, la añades a la cazuela y lo rehogas todo otros 5 minutos junto con una cucharada de salsa de soja (shoyu o tamari).

Hierves el agua, la agregas y lo cocinas 10 minutos con una tapa.

A la hora de servir, cortas unas ramitas de perejil fresco y decoras con ellas.

Fácil, no? Pues ya tienes otra opción para pasar un invierno más suave y calentito.

 

Compártelo

Conoce las claves para disfrutar mientras te cuidas

2 comentarios

  1. pilo

    No será sofisticada, pero está buenisima!!! ;) Probaré esta receta Joana.
    Yo como bastante coliflor pero siempre cocida en abundante agua, escurrida y con un refrito. Me surge una duda, porque es cierto que esta verdura tiene un sabor bastante potente… al usar solo medio vaso de agua, y no cocer ni escurrir el caldo, no le queda un sabor muy fuerte?

    Responder
    1. sugarnobaby Autor del artículo

      Prueba con un vaso de agua (no medio) y luego me cuentas el resultado. El sabor de la cúrcuma esta muy presente en esta receta pero la coliflor queda muy fina, te va a gustar. Y así cambias la forma en la que la comes, no te parece? A ver qué tal, ya me dirás.

      Responder

Responder a pilo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>