Artículos en esta categoría: Vídeos

Vídeos sobre macrobiótica, alimentación ecológica y vida sana

Tempura de verduras

Me encanta la tempura¡¡

Me encanta la tempura¡¡

Preparar una tempura de verduras en casa es una pasada, sobre todo si te sale bien, claro, porque recuerdo la primera vez que lo intenté con una masa que ya vendían preparada y aquello fue un desastre monumental. Tuve que tirarlo a la basura, no os digo más.

Esta base de tempura es perfecta, no falla. Así que si quieres sorprender a tu familia o a tu pareja con una tempura este fin de semana, no se hable más. Mira qué necesitas:

Ingredientes:

1\2 taza de harina semi-integral + 1\2 taza de arrurruz (similar al almidón de maíz) + un chorrito de agua con gas + una pizca de sal

Elaboración:

Mezclas la harina con el arrurruz, la sal y el agua con gas (a ojo) . Echa el agua con gas poco a poco hasta que te quede una masa espesa.

Luego lo dejas reposar media hora en la nevera y después, calientas abundante aceite en una sartén y a fuego medio-alto fríes la verdura que te apetezca. Van muy bien espárragos trigueros, tiras de pimientos verdes o rojos, rodajas de calabacín, flores de brócoli o incluso aros de cebolla.

Como está hecho con mucho aceite, antes de servirlo, coloca la verdura sobre un papel de cocina para que empape una parte y sea más ligero.

Me encanta este plato¡¡¡ ¿Quieres ver cómo lo hago? Lo tienes en vimeo.

Compártelo

Vídeo/receta de Sushi

Cómo hacer sushi macrobiótico, sin azúcar

Cómo hacer sushi macrobiótico, sin azúcar

Haz tu propio sushi en casa, con los ingredientes que tú quieras y con arroz integral. Pura energía¡¡

 

 

Compártelo

Vaporera de bambú

En la macrobiótica y en la cocina asiática la vaporera es un instrumento de cocina muy utilizado.  La cocción al vapor  es muy práctica y sana porque en pocos minutos tienes listas las verduras, sin perder vitaminas, y con todo su sabor.

Además, comer verduras al vapor después de una larga jornada de trabajo te puede ayudar a relajarte, sobre todo si son dulces como la calabaza, la zanahoria, la coliflor o la cebolla.

Y si lo que quieres es comer algo nutritivo y bajo en grasas, es el utensilio perfecto. No necesita sal ni aceite para su cocción. Así que otro punto a su favor.

Ah, y por si ésto fuera poco, no tienes ni que fregarla. La vaporera de bambú se limpia debajo del chorro de agua caliente, sin usar jabón.

Su uso es muy sencillo. Agregas unos dos centímetros de agua en una cazuela en la que la vaporera no toque el fondo y se apoye en los bordes. Enciendes el fuego y lo pones medio-alto, a continuación,  repartes las verduras cortadas y troceadas en las bandejas de la vaporera y esperas a que el agua hierva. Te aconsejo que coloques las verduras más duras en la bandeja inferior y las que se hacen más rápido en la superior.

Así, si quieres cocer coliflor y brócoli, conviene que la coliflor esté dos minutos o tres más al fuego. Por tanto, pones la coliflor con otras verduras más duras como la zanahoria o la calabaza en la bandeja inferior y el brócoli y unas hojas de col en el plato superior.

Pasados cinco o seis minutos, retiras la bandeja con las verduras que se hacen más rápido y dejas que se sigan cociendo un poco más el resto con la tapa. El tiempo que te digo es aproximado, comprueba con un tenedor si las verduras están hechas.

Pruébalo, te sorprenderá¡¡ Te dejo un vídeo en el que lo explico brevemente.

 

Compártelo

Hummus

 

Hummus¡¡¡ Me encanta¡¡

Hummus¡¡¡ Me encanta¡¡

Esta salsa de origen árabe tiene como ingrediente principal los garbanzos, lo que la hace muy nutritiva y saludable. Además, es fácil de preparar y se conserva muy bien en el frigorífico durante unos días. Es muy socorrida para improvisar una merienda o para untar verduras escaldadas o crudas.

También te permitirá dar un sabor especial a un bocadillo vegetariano o condimentar una ensalada sin necesidad de usar aceite ni vinagre. Untada en endibias también está estupenda. En verano es una forma refrescante de comer legumbre pero a mí me gusta tanto que la tomo todo el año. Creo que estoy “enganchada” al hummus, a su sabor y a su textura… Poner un toque exótico en tu vida no viene mal de vez en cuando.

Ingredientes: 1 taza de garbanzos cocidos + el jugo de 2 limones pequeños + 2 dientes de ajo + 2 cucharadas de tahin + vinagre de umeboshi (opcional)

Elaboración: Pasas por el pasapuré los garbanzos ya cocidos y con un poco del caldo de la cocción de éstos, los bates o mezclas con el resto de ingredientes. Cuando esté fría la salsa, ya estará lista para untar y para disfrutarla¡¡

Mira el vídeo de la receta si quieres.

Compártelo