Artículos en esta categoría: Utensilios

KitchenAid: ¿Diseño? ¿utilidad?

morada

Te vas a poner morada¡¡

Esta preciosidad de batidora se creó en los años 30 para hacer pan para el ejército americano durante la I Guerra Mundial. Al principio eran blancas pero en 1955 se empezaron a fabricar en otros 4 colores más. Hoy en día, la paleta de colores es enorme y los diseños son cada vez más originales.

La más macarrilla

La más macarrilla

 

 

 

 

 

 

 

 

Estampados discretitos, eh?

Pero será por diseños y colores¡¡ Qué pasada¡¡

 

Me encantas. Algún día serás mía¡¡

roja

Rojo pasión

Desde 1997 está considerada como un icono del diseño americano.

verdepastel

Verde pastel

Los tonos pastel también me fascinan pero he oído que en España no es fácil encontrar la KitchenAid del color que quieres…

Además de ser muy mona, dicen sus fabricantes que es perfecta para mezclar, batir, amasar, cortar, triturar y rallar. Es habitual ver a cocineros famosos hablando maravillas de ella. Lo malo, como te puedes imaginar, es su precio.

Eso sí, con ella no acabarás llena de salpicones porque tiene una función para  evitar estos pequeños inconvenientes. Y lo que es mejor, sus varillas mezclan mediante el movimiento planetario lo que da un acabado a tus preparaciones mucho más profesional. ¿Mola o no?

 

 

Compártelo

Colador para disolver el miso (Koshi miso)

Colador para el miso

Colador para el miso

 

Es un utensilio muy habitual en la cocina de una persona que practica la macrobiótica o la cocina japonesa. ¿Que por qué? Pues porque es muy útil para preparar sopa de miso.

Es un colador más pronfudo que los que tradicionalmente se usan en la cocina mediterránea y viene acompañado de una mano de mortero como la del suribachi.

El colador tiene un mango vertical diseñado para colocarlo en un cuenco y disolver ahí la pasta de soja fermentada (miso). Se disuelve justo cuando se va a tomar.

Es necesario disolver el miso en la sopa fuera de la cazuela para evitar que hierva y pierda sus propiedades. Yo uso la variedad Mugi Miso (miso de cebada) porque es el que más me gusta y la cantidad que pongo es media cucharada por persona.

Lo podemos comprar en tiendas de comida asiática, herboristerías o establecimientos de dietética.

 

Compártelo

Vaporera de bambú

En la macrobiótica y en la cocina asiática la vaporera es un instrumento de cocina muy utilizado.  La cocción al vapor  es muy práctica y sana porque en pocos minutos tienes listas las verduras, sin perder vitaminas, y con todo su sabor.

Además, comer verduras al vapor después de una larga jornada de trabajo te puede ayudar a relajarte, sobre todo si son dulces como la calabaza, la zanahoria, la coliflor o la cebolla.

Y si lo que quieres es comer algo nutritivo y bajo en grasas, es el utensilio perfecto. No necesita sal ni aceite para su cocción. Así que otro punto a su favor.

Ah, y por si ésto fuera poco, no tienes ni que fregarla. La vaporera de bambú se limpia debajo del chorro de agua caliente, sin usar jabón.

Su uso es muy sencillo. Agregas unos dos centímetros de agua en una cazuela en la que la vaporera no toque el fondo y se apoye en los bordes. Enciendes el fuego y lo pones medio-alto, a continuación,  repartes las verduras cortadas y troceadas en las bandejas de la vaporera y esperas a que el agua hierva. Te aconsejo que coloques las verduras más duras en la bandeja inferior y las que se hacen más rápido en la superior.

Así, si quieres cocer coliflor y brócoli, conviene que la coliflor esté dos minutos o tres más al fuego. Por tanto, pones la coliflor con otras verduras más duras como la zanahoria o la calabaza en la bandeja inferior y el brócoli y unas hojas de col en el plato superior.

Pasados cinco o seis minutos, retiras la bandeja con las verduras que se hacen más rápido y dejas que se sigan cociendo un poco más el resto con la tapa. El tiempo que te digo es aproximado, comprueba con un tenedor si las verduras están hechas.

Pruébalo, te sorprenderá¡¡ Te dejo un vídeo en el que lo explico brevemente.

 

Compártelo

Prensa para hacer pickles

Prensa pequeña para hacer pickles rápidos

Esta prensa para hacer pickles (verdura fermentada) te permite tener pickles rápidos pasada una hora aunque lo ideal es que dejes macerar la verdura al menos 3 días.

Comer pickles todos los días supone cuidar tu flora bacteriana y mejorar tu sistema inmune.

Puedes hacer pickles con lombarda, con zanahoria, con col…

Es muy fácil. Cortas las verduras muy finas, las colocas dentro de la prensa, añades una cucharadita rasa de sal y cierras el bote presionando las verduras contra la base con ayuda del muelle de la tapa.

Dejas que maceren entre 1 hora y 3 días … los tendrás listos para comer. Se recomienda poner una pequeña cantidad en cada plato.

Compártelo

Suribachi

Interior de un suribachi

El suribachi es un mortero de origen japonés. Está hecho de cerámica y su interior está lleno de pequeñas ranuras para triturar mejor las semillas de sésamo con las que se prepara el gomasio, un condimento muy usado en la macrobiótica, que tiene muchas propiedades.

De todas formas, es perfecto para moler o triturar cualquier semilla o especias. Al arrastrar por la pared del mortero las especias, éstas sueltan todo su aroma y luego será más sencillo añadirlas a nuestros platos.

Otra curiosidad sobre este utensilio es el palo de madera que se usa para moler los alimentos, conocido como surigoki. Suele estár hecho de ciprés o fresno y si es de más calidad, será del árbol de pimienta Sansho, lo que le dará a la molienda un toque aún más especial.

Hay varios tamaños y precios. Desde 14 euros puedes hacerte con un suribachi. Lo encontrarás en tiendas especializadas de dietética, en supermercados de productos ecológicos y si no, cómo no, en Internet.

Compártelo