Artículos en esta categoría: Alimentación

Comer sano en un aeropuerto

 

Algo de lo que ofrece la cadena Exki

Algo de lo que ofrece la cadena Exki

Coger un avión es una experiencia que siempre me ha fascinado. Para empezar, confieso que me sigue pareciendo un fenómeno casi “paranormal” que semejantes moles puedan despegarse del suelo y elevarse a miles de kilómetros de la tierra sin caerse. Aunque me expliquen una y otra vez el mecanismo físico que permite a un avión volar, a mí me sigue pareciendo algo mágico, así que yo me subo al avión con la emoción de quien va a asistir a un espectáculo inédito.

Soy así de feliciana para estas cosas, ¡qué le vamos a hacer! pero no pienso corregirme porque disfruto como una niña de cada trayecto, salvo que dure más horas de las que el cuerpo puede soportar felizmente sentado.

Como ocurre con casi todas las cosas, lo de volar también tiene uno o más lados negativos. Uno de ellos es el momento del papeo. Si tienes la mala suerte de tener que ir a un aeropuerto con el estómago vacío, lo normal es que te subas al avión deseando llegar a tu destino para comer algo decente y no muy guarreras sin que te saquen los ojos.

Los que llevamos una alimentación que se sale de lo común y corriente solemos encontrar más obstáculos para satisfacer nuestro apetito, que por otra parte es igual de canino que el de todo el mundo, pero hoy he comprobado con satisfacción que las cosas están cambiando y que cada vez es más sencillo viajar sin echar por tierra todos mis principios dietéticos.

La sorpresa me la he llevado en el aeropuerto de Orly (París), donde me he topado con restaurantes de comida rápida que me han dejado con la boca abierta,  Boco y Exki.

La presentación también gana puntos

La presentación también gana puntos

Las estanterías estaban llenas de apetitosos sandwiches de pan integral con verduras, hummus, setas shitake o nabo daikon… Ensaladas a base de arroz negro, de quinoa y cuscús, así como platos calientes de pasta o quichés de verduras…

Una tosta "verde" de Exki

Una tosta “verde” de Exki

Una lujuria verde que ha hecho saltar por los aires mi idea sobre la comida de los aeropuertos, de algunos claro, porque en el de Bilbao, que es el que más cerca me pilla, …el color verde sigue en los montes que lo rodean pero no parece llegar a los locales de hostelería del aeropuerto.

Espero que algún día no muy lejano el cilantro, la rúcula y las semillas de sésamo estén presentes en los menús de los aeropuertos y podamos decir por fin adiós al falso sandwich de pacotilla conocido como vegetal y que lo único que tiene de verde es una triste hoja de lechuga acompañada por un poco de tomate chuchurrío, ahogado con un chorretón de mayonesa y coronado por un huevo cocido y una loncha de jamón york. Y es triste tener que recordarlo pero los huevos los ponen las gallinas y no crecen en las huertas, con lo cual no sé qué pintan en un plato vegetal, y del jamón york…mejor ni hablamos.

Por cierto, en algunos aeropuertos como en el de Dallas Fort Worth no sólo han entendido esto hace tiempo sino que además han habilitado salas para que durante las horas de espera los viajeros practiquen yoga. Pero igual es mucho pedir, así que me conformo con que le den pista al falso verde y hagan más sabroso y nutritivo el vuelo.

No estaría nada mal, eh?

No estaría nada mal, eh?

 

 

 

 

 

 

Compártelo

10 libros de cocina para regalar esta Navidad

Llámame viejuna pero a mí me gustan los libros de papel

Llámame viejuna pero a mí me gustan los libros de papel

Si en tu familia hay cocinillas… ésta puede ser la tuya. He preparado una selección de los 10 libros que a mí me gustaría que me regalaran esta Navidad. Las librerías están petadas de titulos de cocina “gracias o por culpa” de tanto programa televisivo de cocineros o aficionados que compiten por ser los mejores.

Es como una plaga, hasta los niños se ponen el delantal para salir en la “caja tonta” y claro, luego estamos los blogueros cocinillas con nuestras recetas y fotos de turno, así que por donde quiera que pongas los ojos hay cocina y más cocina.

Sin embargo, resulta que los productos precocinados y congelados se venden como churros, así que yo no entiendo nada… Bueno sí, lo que pasa es que hay mucha teoría pero poca práctica.

En fin, que seguro que tienes un listado de regalos pendientes a estas alturas y ya estamos a 16 de diciembre. El Olentzero, Santa Claus o Papá Noel están a la vuelta de la esquina, así que no te demores más. Deja de divagar sobre qué regalas y ponte a ello.

1/ “180 delicias crudas. La base esencial de una alimentación viva”, de David Coté y Mathieu Gallant.

David Coté y Mathieu Gallant

David Coté y Mathieu Gallant

Para quienes quieran adentrarse en el mundo de la alimentación viva sin cocción y preparar sabrosos platos de gran poder nutritivo y desintoxicante. Estoy deseando echar un vistazo a la velouté de espinacas con pistachos y a la tarta de lima y aguacate… Creo que este libro y yo podemos hacer grandes cosas juntos. Los creadores de la Crudessence (alimentación biológica, sin cocción, sin gluten, vegana) nos proponen muchas recetas, deliciosamente ilustradas, y atención, con propuestas interesantes para tentempiés y bebidas que ayudan a mantener un alto nivel de energía durante todo el día. ¡¡No me digas que no es un regalazo!!

 2/ “El atlas comestible. Una vuelta al mundo a través de 40 gastronomías”, por Mina Holland.

El atlas comestible

Mucho más que una recopilación de recetas

 Comer y viajar, dos grandes placeres que me producen mucha felicidad. Mina Holland se ha colado en las cocinas de medio mundo para hacérnoslas llegar. Anécdotas, historia y literatura se mezclan en este atlas comestible en el que no faltan consejos de los mayores expertos gastronómicos del mundo. Un libro para cocineros intrépidos y culos inquietos. Un regalo de lo más original.

 

3/ “Veganomicon. El libro definitivo de la cocina vegana”.

Un clásico de la cocina vegana

Un clásico de la cocina vegana

Escrito por Isa Chandra Moskowitz, una popular chef vegana muy conocida en el mundo anglosajón y por Terry Romero. Desde septiembre de 2013 está en las estanterías de las librerías españolas traducido al castellano, así que ya no tenemos disculpa para no hacernos con él.

En sus 350 páginas, que no llevan fotografías, lo que abarata el libro, incluye una introducción a la cocina que puede ser muy útil para quienes se ponen por primera vez delante de una cazuela. También cuenta varias técnicas para cocinar correctamente cereales, legumbres y verduras.

Si tu recetario de verduras y legumbres es pobre y aburrido y no sabes hacer nada sin usar huevos, leche, carne o pescado, éste puede ser tu libro.

 

4/ “Cupcakes veganos”, de Toni Rodríguez.

Para los más golosos pero sin renunciar a lo vegano

Para los más golosos pero sin renunciar a lo vegano

 No seré yo quien os anime a comer azúcar pero como la moda del cupcake nos invade, creo que ésta puede ser una forma más sana de comer estos pastelitos de colores, que ocupan miles de fotografías en Pinterest.

Son obras maestras de la repostería pero sin productos de origen animal, lo que lo hace aún más apetecible.

Parecen tan perfectos… ¿será posible hacerlos en casa así de bonitos? ¡¡¡Venga, quién se anima!!!

 

5/ “Delicias veganas”, también de Toni Rodríguez.

El chef vegano comparte sus creaciones veganas

El chef vegano comparte sus creaciones veganas

 Seguimos con este joven chef porque hace muy fácil la vida a los que quieren llevar una alimentación sana y sin ingredientes de origen animal.

Si no estás convencido de las ventajas de ser vegano, quizás encuentres en este libro unas cuantas motivaciones para convertirte. Además, si este tema te suena a chino, aquí aprenderás los ingredientes, las  técnicas y los utensilios que necesitas para elaborar este tipo de cocina. El autor te lo pondrá fácil porque te dará consejos para que nadie se resista a tus creaciones veganas.

Además, te propone unas 80 recetas explicadas paso a paso para que no tengas excusa para ponerte a cocinar ¡¡ya!!

6/ “Curso básico de conservas”, S. Steel, A. Wright.

Todo el mundo lo debería leer

Todo el mundo lo debería leer

Soy la primera que necesita un curso básico de conservas. Tener unos padres “conserveros” y “tarreros” hace que te vuelvas perezosa y que no te molestes en aprender a embotar pero creo que va siendo hora de espabilarse.

Este libro es el profesor ideal porque lo explica todo con mucho detalle. Aprenderás cómo envasar, congelar y encurtir hábilmente y sin meteduras de pata y encontrarás en él un buen número de recetas para poner en práctica tus conocimientos. ¡¡Arriba esas despensas llenas de deliciosas conservas!!

7/ “Conservas naturales de las 4 estaciones . Las mejores recetas de 150 horticultores biológicos”.

Otro gran manual para conserveros

Otro gran manual para conserveros

Aprender a conservar los alimentos sin desnaturalizarlos es un arte que puedes aprender gracias a diez sencillos métodos. La pasteurización, el secado, la fermentación láctica, la conservación en aceite, en sal, en azúcar o en vinagre son técnicas tradicionales que no podemos ni debemos olvidar. No te dejes comer por la invasión de las conservas industriales y los productos congelados.

Las técnicas que te enseña este libro no sólo permiten conservar los alimentos sino que los enriquecen con nuevos sabores y sus vitaminas no se pierden por el camino.

¿Tendrás suficiente con 250 recetas para conservar más de 100 alimentos diferentes? Es hora de saborear las conservas naturales.

8/ “Escuela de verduras”. Larousse.

¡¡Me lo pido!!

¡¡Me lo pido!!

¿Quieres aprender a limpiar alcachofas? ¿Te gustaría saber qué cocción va mejor para los espárragos o cómo puedes rellenar una lasaña sin carne? Esta Escuela de Verduras puede ser para ti si quieres encontrar respuestas a estas preguntas.  La editorial Larousse te enseña en esta publicación técnicas básicas para que hagas en casa entremeses, platos principales y guarniciones sorprendentes con verduras de temporada.

9/ “Los secretos de los pucheros”, de This Hervé.

Para los más pragmáticos

Para los más pragmáticos

Su autor es el creador de la gastronomía molecular.  Es un físico-químico francés que se encarga de encontrar explicaciones científicas a consejos de cocina transmitidos de chef en chef y de generación en generación. Y así, dominando la ciencia conseguimos resolver de manera sorprendente recetas que tienen fama de difíciles. ¿Interesante, no?

10/ “Cocina al vacío. Iniciación a la técnica de cocción más delicada”, por Hubertus Tzschimer.

Para los sibaritas

Para los sibaritas

Una novedad de las librerías gastronómicas que trata un tema que está muy de moda. Por lo visto no hay cocinero que se precie y que salga en la televisión que no use esta técnica. ¿No os habéis dado cuenta? jajaja. Bromas aparte, tengo que confesar que he probado a envasar pescados al vacío y me he quedado con las ganas de aprender a cocinar con esta técnica que, según dicen, da resultados tan buenos y delicados.

Los alimentos se envasan sin aire y se cocinan en un baño de agua a una temperatura baja y constante. ¿Qué ventajas tiene esta cocción? Pues que los alimentos conservan mejor sus vitaminas y no pierden sus jugos.

Si te animas a probar este universo en este libro encontrarás los principios de este tipo de cocción y sabrás qué equipo básico necesitas para empezar. Además, el autor te propone más de 60 recetas suculentas que entran por los ojos con unas fotografías preciosas.

Compártelo

Consejos de otoño

Unas castañas asadas, una mantita y un libro...

Unas castañas asadas, una mantita y un libro…

 

10 claves para evitar catarros y gripes en otoño

 

1/Recupera la forma de cocinar de tus abuelas y vuelve a las legumbres. No hace falta que estés plantad@ delante de la cazuela durante horas, las legumbres son muy sabias y si les das fuego, buenos ingredientes y tiempo, ellas lo hacen todo o casi por ti.

 

2/Come arroz integral varios días a la semana, te ayudará a limpiar los excesos del verano porque por mucho que digas que te has cuidado, tú y yo sabemos que unas vacaciones sin cometer ciertos pecados no son vacaciones.

 

3/ Haz compotas de fruta sin azúcar y aprovecha los fines de semana lluviosos para embotar y tener siempre a mano un postre sano.

 

4/ Llena tu nevera de verduras de temporada, ecológicas (a poder ser), y combina las de formas redondeadas como la calabaza, la coliflor, el brócoli o la lombarda con las que crecen bajo la tierra y son alargadas: zanahorias, nabos, chirivías, puerros…

 

5/ Utiliza diferentes formas de cocinar: salteados largos, guisos para los cereales, tempuras, estofados, horneados…usa un poco más de aceite que en verano.

 

6/ Empieza tus comidas con una crema de verduras o con una sopa y acostúmbrate a utilizar miso para aderezar el “plato preferido” de Mafalda. Ayudarás a tu sistema inmune.

 

7/ Come una pequeña cantidad de algas a diario y no te olvides de cocinar con alga kombu las legumbres. Evitarás los temidos “gases”, para tu tranquilidad y sobre todo la de quienes te rodean, jajajaja.

 

8/ Empieza el día con una crema de cereales (arroz, arroz con mijo, arroz con cebada…) cocinada durante horas con canela, un poquito de sal, piel de limón, alga kombu y de vez en cuando fruta seca o castañas.

 

9/ Deja las comidas crudas y los zumos para cuando vuelva el calor. Las ensaladas de otoño se hacen con hojas verdes escaldadas un par de minutos y aderezadas con limón o con vinagre de umeboshi.

 

10/ Evita las cenas copiosas y/o basadas en producto animal, tu hígado te lo agradecerá y tu intestino te lo demostrará.

 

 

 

Compártelo

El manjar de los bosques: Boletus

Listos para cocinar

Listos para cocinar

Es uno de los hongos más preciados y está al alcance de cualquiera. Basta con pasearse por un bosque de pinos, hayas, robles o castaños para toparse con esta maravilla de la naturaleza. La temporada en la que se consume fresco es el otoño y si se compra en el mercado puede llegar a costar 30 euros el kilo de media. En España, los restaurantes que más incluyen este manjar en sus menús son los de Cataluña y el País Vasco. En la red puedes encontrar decenas de recetas diferentes aunque a mí me parece que el boletus no necesita muchas florituras porque ya de por sí es delicioso. Confitado o a la plancha es como yo lo suelo comer, aunque cocinado con un arroz integral y verduras es también exquisito.

Pero ya que estamos en época de platos de cuchara por qué no cocinarlo con pochas y almejas… A la hora de recolectarlos, no olvides tu cesta de mimbre y cuando llegues a casa ten a mano un paño de cocina, un cuchillo afilado y un cepillito suave.

El grifo de agua bien lejos, ya sabes. En todo caso, humedeces el paño de cocina con unas gotas pero nada más. Si la parte inferior del sombrero tiene un color amarillo-verdoso, tendrás que retirarla y si ves que el hongo tiene partes que han sido comidas por algún gusanillo bastante listo, también las quitas y el resto, bien saneado, te lo zampas tú.

Ah, y antes de salir al monte a buscar setas y hongos infórmate sobre si necesitas una licencia para hacerlo porque cada vez son más los municipios que están intentando controlar los abusos en la explotación micológica.

Suerte y a disfrutar del paseo y de la recolecta!!!

Dicen que las angulas de monte son las cantarelus pero todos los seteros quieren encontrar boletus…por algo será.

Compártelo

Entrevista en Radio Vitoria

Entrevista radio Sugarnobaby

Con Isabel Irigoyen en los estudios de Radio Vitoria

Con Isabel Irigoyen en los estudios de Radio Vitoria

El 28 de junio de 2014 estuve en Radio Vitoria en el programa “Hablando claro” de Isabel Irigoyen. Me llamó para que hablara de mi experiencia como bloguera y de paso explicar de qué va sugarnobaby. Me preguntó qué era lo más gratificante y lo más arduo de tener un blog y la verdad es que no le supe decir nada negativo… Por mucho que lo pienso no encuentro un pero. Escribo cuando quiero y de lo que quiero. El texto empieza y acaba como yo quiero. La libertad es total. Todo depende de tus medios y de tus ganas.  Yo de lo segundo tengo mucho y de lo primero lo suficiente. Así que aquí seguiré con más recetas y más fotos, intentando que cada vez haya más personas felices, sanas y conscientes, también cuando comen.

La felicidad y la salud no dependen únicamente de cómo te alimentas pero están muy influenciadas por ello así que si te interesa saber qué puedes hacer para sentirte bien y sacar lo mejor de ti, te espero en sugarnobaby.

Salud y larga vida¡¡¡

 

 

Compártelo