Artículos en esta categoría: Verduras

Tempura de verduras

Me encanta la tempura¡¡

Me encanta la tempura¡¡

Preparar una tempura de verduras en casa es una pasada, sobre todo si te sale bien, claro, porque recuerdo la primera vez que lo intenté con una masa que ya vendían preparada y aquello fue un desastre monumental. Tuve que tirarlo a la basura, no os digo más.

Esta base de tempura es perfecta, no falla. Así que si quieres sorprender a tu familia o a tu pareja con una tempura este fin de semana, no se hable más. Mira qué necesitas:

Ingredientes:

1\2 taza de harina semi-integral + 1\2 taza de arrurruz (similar al almidón de maíz) + un chorrito de agua con gas + una pizca de sal

Elaboración:

Mezclas la harina con el arrurruz, la sal y el agua con gas (a ojo) . Echa el agua con gas poco a poco hasta que te quede una masa espesa.

Luego lo dejas reposar media hora en la nevera y después, calientas abundante aceite en una sartén y a fuego medio-alto fríes la verdura que te apetezca. Van muy bien espárragos trigueros, tiras de pimientos verdes o rojos, rodajas de calabacín, flores de brócoli o incluso aros de cebolla.

Como está hecho con mucho aceite, antes de servirlo, coloca la verdura sobre un papel de cocina para que empape una parte y sea más ligero.

Me encanta este plato¡¡¡ ¿Quieres ver cómo lo hago? Lo tienes en vimeo.

Compártelo

Lombarda con pasas y manzana

Lombarda con pasas y manzana

La lombarda es una verdura dulce, rica en vitamina C, muy típica de Madrid según tengo entendido,  y cocinada con pasas y manzana es más dulce aún. Me gusta comerla en guarnición, acompañada por otras verduras y por un cereal. Tiene tanto sabor que con comer una cantidad pequeña es suficiente.

Ingredientes: media lombarda pequeña + un puñado de pasas + una manzana + una pizca de sal + aceite de sésamo + aceite de sésamo tostado

Elaboración: Cortas la lombarda en cuadraditos de tamaño mediano y pincelas el fondo de una cazuela con un poco de aceite de sésamo. Cuando el aceite empiece a calentarse, a fuego medio, echas la lombarda con las pasas y lo salas un poquito.

Tapas la cazuela y déjalo a fuego lento o medio, mientras tanto, pelas una manzana y la cortas de trocitos algo más pequeños que la lombarda y los añades a la cazuela.

Lo remueves bien con una cuchara de madera y lo tapas otra vez. De vez en cuando levantas la tapa de la cazuela para ver cómo va.

Al cabo de diez minutos, echas un poquito de aceite de sésamo tostado por encima de la lombarda y lo dejas que se vaya haciendo una media hora o cuarenta minutos.

Compártelo

Ensalada de calabacín

Cuantas más horas se esté macerando...más rica estará

Cuantas más horas se esté macerando…más rica estará

Esta ensalada me vuelve loca por su sabor. El toque del concentrado de manzana es sublime. Os la recomiendo. La receta es de Eugenia Varatojo.

Ingredientes: 2 calabacines + sal + concentrado de manzana líquido + vinagre de arroz + Mirin (vino de arroz)

Elaboración: Cortas el calabacín primero de forma oblícua y luego vas haciendo pequeñas tiras con cada rodajita. Es el mismo corte que se usa para hacer una kimpira.  Colocas el calabacín ya troceado en un bol y le pones sal de buena calidad espolvoreada por encima, un chorrito generoso de concentrado de manzana, otro de vinagre de arroz, unas gotas de Mirin y lo dejas macerar una noche o unas horas.

A la hora de servir, escurre bien el calabacín, sirve en el plato sólo la verdura y el líquido lo reservas para condimentar por ejemplo una sopa que hagas en otro momento.

 

Compártelo

Nishime (Estofado de verduras)

Nishime (verduras estofadas sin aceite)

 

Nishimes es un estofado muy largo y lento de verduras en el que no se utiliza ni una gota de aceite. Aporta mucho calor interno y nos ayuda a fortalecernos. Si además usamos raíces como el daikon, conseguimos un efecto depurativo muy interesante. Este plato es especialmente indicado para el otoño y el invierno.

Ingredientes: utiliza verduras redondas como calabaza, zanahoria, cebolla, berza, col lombarda y raíces como nabos, daikon (ecológicos) o zanahorias, además de alga kombu o wakame.

Elaboración:

Cortas una tira de alga kombu o wakame en trocitos y la colocas en el fondo de la cazuela. Luego, partes las verdudas que hayas elegido en trozos medianos y las vas colocando por capas en la cazuela. Lo ideal es que vayan en el fondo las más yin y encima las más yan. Por ejemplo, primero la calabaza, luego la cebolla, a continuación el nabo y la zanahoria la última.

Cuando ya tengas tus verduras bien colocaditas, añades dos dedos de agua (a poder ser filtrada), un chorrito de shoyu y tapas la cazuela. Pones el fuego al máximo y cuando empieza a hervir lo bajas a fuego lento y lo dejas que se haga despacito unos 45 minutos, sin removerlo.

El frío no podrá contigo, garantizado¡¡

 

 

Compártelo

Salteado largo de zanahorias

Salteado largo de zanahorias

 

Ingredientes: zanahorias + aceite de sésamo + aceite de sésamo tostado + sal

Elaboración:

Cortas las zanahorias con un corte rodado  o en trocitos medianos, untas una sartén con un poquito de aceite de sésamo y subes el fuego para que las zanahorias cojan un toque doradito. Las salas, nada más ponerlas en la sartén con el fuego fuerte. Después, bajas el fuego al mínimo y las tapas. Las dejas unos 40 minutos y a la hora de servir añades unas gotitas de aceite de sésamo tostado.

 

Compártelo