Artículos en esta categoría: Postres sin

Tarta vegana

No me he resistido a probarla...

No me he resistido a probarla…

Es una de esas tartas que se hacen casi con los ojos cerrados y que todo el mundo debería probar alguna vez. No necesita azúcar para ser dulce y es perfecta para los niños, para los diabéticos, para los deportistas, embarazadas o madres amamantadoras y para las personas que se sienten débiles. La energía que aporta es estable y no vuelve loco al páncreas. La he preparado para el postre de este domingo y espero que llegue para esa hora porque la cosa ha empezado fuerte, jajaja.

Ingredientes: 2 vasos de harina integral + 1/2 vaso de melaza de arroz + 1/2 vaso de aceite + 2/3 vaso de algarroba en polvo o cacao puro + 1 sobre de levadura en polvo + 2 vasos de leche de arroz o de avena + canela en polvo (opcional) + 2 plátanos + un poco de ralladura de naranja

Elaboración:

Pones los ingredientes en un recipiente grande y los mezclas bien con una batidora. Cuando estén todos los ingredientes batidos y perfectamente mezclados, colocas la masa que te haya quedado en un molde para hacer bizcochos que previamente habrás manchado con un poco de aceite.

Lo dejas reposar 30 minutos sin meter al horno para que suba un poco la masa y lo horneas otra media hora a unos 180 grados.

El resultado es un estupendo pastel que te sabrá genial como merienda o desayuno.  La textura es bastante consistente, así que te llenará, y como es seco, va muy bien acompañarlo con un té o con un café (de cereales mejor) .

No sé por qué me da que esta tarta la voy  volver a hacer muy pronto…

 

 

 

Compártelo

Bollo puding de algarroba

Bollo puding de algarroba

Bollo puding de algarroba

Este postre es una receta de Eugenia Varatojo,  una de las principales profesoras de cocina macrobiótica de Europa. La receta original es de chocolate y cacao pero yo prefiero utilizar algarroba porque tiene menos grasa y más vitaminas.

Ingredientes:185 gramos de harina blanca con fermento para bizcochos o un poco de bicarbonato + 30gr de algarroba en polvo (o cacao) + 1 frasco de melaza de arroz  + 185 ml de leche de avena + 4 ó 5 cucharadas soperas de aceite de oliva

Para derretir: 600 ml de leche de avena + 185 gr de algarroba en tabletas (o chocolate negro)

Elaboración: Mezclas la harina con la algarroba y el aceite y remueves para que se mezcle bien. A continuación, agregas los 185 ml de leche de avena y la melaza de arroz y lo vuelves a remover.  Enceitas una bandeja para el horno y viertes la mezcla dentro.

Aparte, mezclas los 600 ml de leche de avena con los 185 gr de algarroba en tabletas y lo derrites en una cazuela a fuego medio. Puedes añadir un poco de melaza para que tenga un sabor más dulce.

Cuando hayas conseguido una crema de algarroba homogénea apagas el fuego y lo viertes despacito sobre la masa anterior y lo horneas unos 40 minutos.

A la hora de servir y de comer, puedes decorar con unas natillas de soja.

 

 

Compártelo

Donuts al chocolate

Donuts de manzana

Ingredientes: 1 manzana pelada y descorazonada (qué mal suena) y cortada en rodajas gruesas + 1/2 taza de harina semi-integral + 1/2 taza de arrurruz + canela en polvo + agua con gas + sal + algarroba + leche de arroz o agua + aceite de oliva

Elaboración: Mezclas en un bol grande o en una cazuela la harina con el arrurruz, la sal y la canela y viertes por encima un chorrito de agua con gas. Lo remueves todo bien hasta que quede una mezcla un poco líquida pero con una consistencia espesa. Aunque parezca una contradicción pero es así.  A continuación, dejas reposar esta pasta en el frigorífico durante 30 minutos.

Mientras tanto, coges una manzana hermosa, la pelas y le extraes el corazón con un descorazonador. Luego, la cortas en rodajas un poco gruesas y cuando la pasta haya estado media hora en la nevera, la sacas y rebozas cada rodaja de manzana en ella.

Fríes cada “donut” en aceite y lo colocas en un plato con una servilleta de papel para que absorba el exceso de aceite.

Para rematar estos “donuts” disuelves algarroba en crema con un poco de agua o con leche de arroz (quedará más dulce) hasta conseguir una consistencia líquida y decoras los “donuts” a tu gusto.

Este postre está para comérselooooooo…mmmmhhhhh…

Compártelo

Tarta de cacao

Tarta de cacao con galletas

Ingredientes: 1 litro de leche de espelta o de arroz o de avena + 3 cucharadas soperas de cacao o chocolate puro negro + melaza de arroz (al gusto, yo creo que mínimo 4 cucharadas bien colmadas) + canela espolvoreada + 1 cucharada sopera de puré de almendra + 1 cucharada sopera rasa de agar-agar + 2 cucharadas rasas de arrurruz + galletas sin azúcar (que sean planas y alargadas)

Elaboración:

Colocas dos capas de galletas en una fuente. Aparte, mezclas todos los ingredientes de la receta en una cazuela, menos el arrurruz, y los pones a hervir. Remueves constantemente para que no se pegue al fondo y para que se disuelva bien el alga agar-agar. A los cinco minutos, añades el arrurruz y lo vas echando poco a poco y sin dejar de remover, para que no salgan grumos.

Lo hierves todo otros cinco o diez minutos y pruebas el sabor. Si te parece que le falta dulzor, añades un poco más de melaza. Es importante que tenga un buen toque dulce, así que no te cortes.

A continuación, viertes la mezcla poco a poco sobre la fuente en la que habías colocado las galletas y lo dejas enfriar. Cuando ya esté frío y haya cuajado, cortas el pastel a tu gusto, en rectángulos o cuadrados. A la hora de servir, puedes adornar con un poco de nata de soja por encima.

Qué tarta más buena, de verdad. Todo un éxito. Gusta a todos, incluso a los paladares fieles al azúcar.

 

 

Compártelo

Mousse de café

Mousse de café. Foto del blog “Directo al paladar”

Ingredientes: 2 cucharadas soperas (cs) de agar-agar en copos + 4 cs de arrurruz + 3 cs de yannoh instantáneo + 1 vaso de zumo de manzana eco + 3 cs de puré de almendra

Elaboración:

Primero, remojas el agar-agar en un vaso con agua unos minutos y lo hierves con el zumo de manzana y el arrurruz hasta que se disuelvan los copos. A continuación, disuelves aparte el café de cereales (yannoh) con un poco más de zumo de manzana y agregas el agar agar ya deshecho y el arrurruz.

Colocas la mezcla en un molde y lo dejas enfriar, dándole tiempo a que se quede cuajado. Una vez que ya se ha enfriado y que has conseguido la textura que quieres, lo pasas por la batidora y le añades el puré de almendra.

Es un postre muy sabroso y ligero, que no interrumpirá ninguna digestión…mmmhhhhh…

 

Compártelo