Artículos en esta categoría: Bebidas

Té bancha

Aspecto del té bancha

Si los tés comerciales se tuestan en hornos, el té bancha se seca al sol y no tiene aditivos ni apenas teína.

Las hojas de este té se recolectan a los tres años de estar en la planta, lo que le da una personalidad propia y una gran cantidad de minerales y vitaminas. Proviene de la planta del  té verde.

Es rico en calcio, muy fácil de digerir y, además, tonifica y alcaliniza la sangre.

Al igual que el kukicha, es un té que ayuda a combatir el cansancio, sobre todo si le añades un chorrito de shoyu.

A la hora de prepararlo, requiere una cierta ceremonia, no muy complicada. Basta con hervirlo durante tres minutos, dejarlo reposar y colarlo. Por litro de agua se pueden añadir dos cucharadas soperas de té pero prueba a hacerlo con menos cantidad de agua y a cogerle el punto de sabor que a ti te gusta. Cuantos más minutos se esté haciendo en el fuego, más sabor tendrá.

El resultado es un té muy aromático pero suave y de color verde.

Se vende a granel y empaquetado, en herboristerías, tiendas de dietética y en establecimientos de productos ecológicos.

 

 


Compártelo

Té kukicha

 

Té kukicha

El té kukicha, de origen japonés, es una bebida muy considerada en occidente por la influencia de la macrobiótica ya que es muy alcalinizante y tiene muy poca teína.

Sin embargo, en Japón se le conoce como el té de los pobres porque está hecho de los restos del té que cosechaban los campesinos.

Se obtiene de las ramitas de la planta del té, que se secan al sol y se guardan durante tres años en unas bolsas de papel. ¡¡Como si fueran vino¡¡ Luego se tuestan las ramitas y así es como se consigue ese sabor tan especial que tiene.

Es mi té preferido, sin ninguna duda. Además, sé que me ayuda a regular la acidez de la sangre y cada taza que tomo está repleta de minerales (zinc, calcio, selenio, cobre…) y de vitaminas del grupo A, B y C, y antioxidantes.

Se puede comprar a granel en supermercados ecológicos o ya empaquetado en estos mismos establecimientos y en herboristerías y tiendas de dietética.

Para elaborarlo, hay que echar una cucharada sopera por litro de agua, se hierve unos cinco minutos como mínimo y se deja reposar otro tanto o el doble de tiempo. Cuanto más tiempo hierva más sabor tendrá.

Al no tener prácticamente teína se puede tomar incluso por la noche aunque procurar no tomar mucho líquido antes de dormir porque si no tendréis que interrumpir el sueño para ir al baño y eso… no mola nada.

Compártelo