¿Bebes un litro de Coca-Cola diario y te preguntas por qué tienes asma?

Lo que empezó en 1886 siendo un jarabe contra los problemas de digestión se ha convertido en la bebida carbonatada y azucarada más famosa del planeta.

coca cola

De vender nueve bebidas al día en una farmacia de Atlanta (Georgia-EEUU), esta compañía ha pasado a vender 1.900 millones de Coca-Colas diarias. Ahora está presente en 200 países del mundo y suma millones de adeptos.

Muchos de ellos serán adictos sin saberlo y posiblemente idolatrarán su sabor y sus efectos aunque no sepan lo que la Coca-Cola está haciendo con ellos.

No te voy a negar que cuando la bebes te sientes bien, mejor que antes de darle los primeros tragos y es normal porque tiene tanto azúcar que activa en tu cerebro centros nerviosos que segregan hormonas como la dopamina y la serotonina, y son ellas las que te dan esa sensación de placer que tanto te gusta.

Sentirse bien es estupendo, yo también quiero sentirme así todo el día pero se me ocurren formas menos nocivas.

Porque beber Coca-Cola a diario es como envenenarte poquito a poco ¿lo sabes, no?

A mí me parece muy bien que cada cual haga con su vida lo que le parezca, lo que me choca es que haya personas que consuman un litro de este popular refresco al día y luego se extrañen cuando tienen una gastritis o cuando sufren un ataque de asma.

Has oído bien, sí. Las bebidas azucaradas están detrás de muchos problemas respiratorios y del aumento de los casos de asma porque tienen tanto azúcar que provocan inflamación de las vías respiratorias, una de las características del asma.

Pero la lista de efectos secundarios no deseados es larga, ¿la quieres conocer?

  1. Asma
  2. Pérdida de esmalte en los dientes (los ácidos y el azúcar de la Coca-Cola lo disuelven muy fácilmente).
  3. Enfermedades renales. El ácido fosfórico presente en este tipo de bebidas está relacionado con las piedras en los riñones y otros problemas renales.
  4. Diabetes. El consumo habitual de Coca-Cola dispara la posibilidad de desarrollar una diabetes del tipo 2.
  5. Obesidad. No quita la sed ni el hambre y encima lleva cantidades ingentes de azúcar que se acaban convirtiendo en grasa.
  6. Aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas.
  7. Puede producir problemas reproductivos. Las latas tienen una resina impregnada con un químico cancerígeno que debilita el sistema endocrino, lo que puede generar problemas de este tipo y adelantar la edad de la pubertad en los adolescentes.
  8. Osteoporosis.
  9. Acelera el envejecimiento celular del organismo. Según un estudio publicado por “The Guardian”, tu reloj molecular se puede adelantar una media de 4,6 años si bebes diariamente este tipo de refrescos.

Por si todavía tienes ganas de inflarte a Coca-Cola, mira lo que pasa en tu organismo cuando la bebes.

Después de 10 minutos

Aunque las diez cucharadas de azúcar que hay en un vaso de Coca-Cola serían más que suficientes para que tu cuerpo quisiera vomitarla inmediatamente, no lo hace porque el ácido fosfórico que lleva contrarresta ese impulso.

 Después de 20 minutos

Los niveles insulina aumentan y el hígado convierte el azúcar en grasa.

 Después de 40 minutos

Las pupilas se dilatan debido al efecto de la cafeína. Sube la presión arterial y baja la somnolencia.

Después de 45 minutos

El organismo segrega más dopamina, lo que hace que sientas placer al beberla.

 Después de 1 hora

El ácido fosfórico se une al calcio, al magnesio y al zinc en el tracto gastrointestinal y el metabolismo reacciona eliminando calcio a través de la orina.

Después de más de 1 hora

Sientes el efecto diurético de la Coca-Cola y eliminas calcio, magnesio y zinc, componentes de los huesos. En esta fase, te sientes irritable o débil. Y entonces, ¿cómo lo remedias? ¿tomando otra?

Habrá quien me esté leyendo y diga, ¡ah, no! ésto no va conmigo porque yo tomo Coca-Cola Light o Zero, pues sintiéndolo mucho, sí que va contigo porque lo que bebes todavía es peor.

coca cola light

Si el aspartame sustituye al azúcar échate a temblar o mejor, tira la bebida por el retrete y no la vuelvas a comprar.

El aspartame o aspartamo (E951) se descompone a temperaturas altas en metanol y fenilalanina. Y cuando el refresco que lo lleva se calienta en tu estómago este edulcorante se transforma en formaldehído, lo que puede producir cáncer.

Para webs de noticias alternativas como True Activist la solución está clara.

¿Qué tal si usas la Coca-Cola para limpiar el motor de tu coche, como quitamanchas o para quitar el óxido de esos tornillos que están muertos de la risa en algún cajón del garaje?

¿Se te ocurre alguna idea más? Hay que reconocer que la mítica botella de vídrio Contour en la que se vende la Coca-Cola es bonita y si consigues dejarla bien limpia y sin restos de la etiqueta, igual hasta adornaría una mesa de campo con unas flores silvestres sumergidas en agua, eso sí.

Pobres flores, ¿te las imaginas nadando en Coca-Cola? No les hagas eso y no te lo hagas a ti.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>