Archivos mensuales: noviembre 2014

Consejos de otoño

Unas castañas asadas, una mantita y un libro...

Unas castañas asadas, una mantita y un libro…

 

10 claves para evitar catarros y gripes en otoño

 

1/Recupera la forma de cocinar de tus abuelas y vuelve a las legumbres. No hace falta que estés plantad@ delante de la cazuela durante horas, las legumbres son muy sabias y si les das fuego, buenos ingredientes y tiempo, ellas lo hacen todo o casi por ti.

 

2/Come arroz integral varios días a la semana, te ayudará a limpiar los excesos del verano porque por mucho que digas que te has cuidado, tú y yo sabemos que unas vacaciones sin cometer ciertos pecados no son vacaciones.

 

3/ Haz compotas de fruta sin azúcar y aprovecha los fines de semana lluviosos para embotar y tener siempre a mano un postre sano.

 

4/ Llena tu nevera de verduras de temporada, ecológicas (a poder ser), y combina las de formas redondeadas como la calabaza, la coliflor, el brócoli o la lombarda con las que crecen bajo la tierra y son alargadas: zanahorias, nabos, chirivías, puerros…

 

5/ Utiliza diferentes formas de cocinar: salteados largos, guisos para los cereales, tempuras, estofados, horneados…usa un poco más de aceite que en verano.

 

6/ Empieza tus comidas con una crema de verduras o con una sopa y acostúmbrate a utilizar miso para aderezar el “plato preferido” de Mafalda. Ayudarás a tu sistema inmune.

 

7/ Come una pequeña cantidad de algas a diario y no te olvides de cocinar con alga kombu las legumbres. Evitarás los temidos “gases”, para tu tranquilidad y sobre todo la de quienes te rodean, jajajaja.

 

8/ Empieza el día con una crema de cereales (arroz, arroz con mijo, arroz con cebada…) cocinada durante horas con canela, un poquito de sal, piel de limón, alga kombu y de vez en cuando fruta seca o castañas.

 

9/ Deja las comidas crudas y los zumos para cuando vuelva el calor. Las ensaladas de otoño se hacen con hojas verdes escaldadas un par de minutos y aderezadas con limón o con vinagre de umeboshi.

 

10/ Evita las cenas copiosas y/o basadas en producto animal, tu hígado te lo agradecerá y tu intestino te lo demostrará.

 

 

 

Compártelo

El manjar de los bosques: Boletus

Listos para cocinar

Listos para cocinar

Es uno de los hongos más preciados y está al alcance de cualquiera. Basta con pasearse por un bosque de pinos, hayas, robles o castaños para toparse con esta maravilla de la naturaleza. La temporada en la que se consume fresco es el otoño y si se compra en el mercado puede llegar a costar 30 euros el kilo de media. En España, los restaurantes que más incluyen este manjar en sus menús son los de Cataluña y el País Vasco. En la red puedes encontrar decenas de recetas diferentes aunque a mí me parece que el boletus no necesita muchas florituras porque ya de por sí es delicioso. Confitado o a la plancha es como yo lo suelo comer, aunque cocinado con un arroz integral y verduras es también exquisito.

Pero ya que estamos en época de platos de cuchara por qué no cocinarlo con pochas y almejas… A la hora de recolectarlos, no olvides tu cesta de mimbre y cuando llegues a casa ten a mano un paño de cocina, un cuchillo afilado y un cepillito suave.

El grifo de agua bien lejos, ya sabes. En todo caso, humedeces el paño de cocina con unas gotas pero nada más. Si la parte inferior del sombrero tiene un color amarillo-verdoso, tendrás que retirarla y si ves que el hongo tiene partes que han sido comidas por algún gusanillo bastante listo, también las quitas y el resto, bien saneado, te lo zampas tú.

Ah, y antes de salir al monte a buscar setas y hongos infórmate sobre si necesitas una licencia para hacerlo porque cada vez son más los municipios que están intentando controlar los abusos en la explotación micológica.

Suerte y a disfrutar del paseo y de la recolecta!!!

Dicen que las angulas de monte son las cantarelus pero todos los seteros quieren encontrar boletus…por algo será.

Compártelo