Archivos mensuales: julio 2014

Gelatina rápida de fresas

Estas fresas me recuerdan a las de mi abuela

Estas fresas me recuerdan a las que me daba mi abuela

 

He buscado las mejores fresas que he encontrado en las tiendas y yo diría que son incluso mejores que las del huerto de mi abuela aunque su sabor se me quedó para siempre en la memoria de los buenos momentos.

Al cortarlas me ha venido un perfume increíble que me ha recordado a los aromas del verano, esa época del año que tanto me gusta y que tanto escasea por mi tierra.

He buscado un toque verde para adornar y compensar este bocado dulce y he cortado unas ramas de menta. En una jarra de cristal he preparado una infusión de agua con pétalos de rosa y con un chorrito de vino, justo para darle color.

Y la reina de esta receta, la gelatina, la he hecho con agua, leche de coco y agar agar. Te cuento paso a paso cómo se hace.

Ingredientes: una taza grande de agua + una taza (grande) de leche de coco (o zumo de manzana) + fresas + limón + sal + 2 cucharadas de agar agar + una cucharada de melaza de arroz

Elaboración: cueces un par de minutos el agua con la leche de coco o el zumo de manzana, añades una pizca de sal marina sin refinar, una cucharada de melaza de arroz y dos cucharadas de agar agar. Remueves bien y lo dejas que se cocine otros diez minutos. Conviene que lo remuevas para que se disuelva bien el alga.

Colocas las fresas ya cortaditas en el recipiente que tú quieras, las rocías con un chorrito de limón (también puedes añadir canela en polvo o coco rallado) y cuando se haya disuelto el alga después de 10 minutos cocinándose, viertes el líquido sin cubrir las fresas y lo dejas reposar hasta que se convierta en una gelatina. Cuando se enfríe estará listo para servir.

Es un postre macrobiótico suave y saludable porque estás comiendo fruta y algas (ricas en minerales y vitaminas)  y ésta en concreto, el agar agar, ayuda a combatir el colesterol y a reducir la absorción de grasas. Regenera el tránsito intestinal y es muy recomendable para quienes tienen problemas gástricos o úlceras.

Se vende en copos o en forma de tiras y tiene un alto poder gelificante. ¿Te animas?

Compártelo

Paté de garbanzos

Aprovecho que sale un rayo de sol para hacer la foto

Aprovecho que sale un rayo de sol para hacer la foto

Comer legumbres es una sana costumbre aunque no esté muy de moda. Parece poco “cool” decir que te encantan las alubias, ¿verdad? Pues yo digo que fuera tonterías y todo el mundo a volver a los pucheros, que ahí está la sustancia de la vida o una buena parte, al menos. No quiero ser una exagerada pero parece que a mucha gente se le ha olvidado que sus antepasados vivieron a base de alubias, garbanzos y lentejas. Los filetes y el pescado eran un “lujo” que se comía de vez en cuando, una vez por semana como mucho. Ahora que tenemos a nuestro alcance muchos alimentos que antes ni soñaban, parece que comer platos de cuchara es una ordinariez, por no hablar de los efectos “secundarios” que tienen en muchos intestinos maltrechos.

Pero amig@s, no nos engañemos, si las legumbres causan movimientos indeseados en el vientre no es por ellas mismas sino por la cantidad de grasa y tropiezos nada terapeúticos (chorizo, morcilla, tocino, costilla) con los que muchas personas las cocinan.

Que sepáis que si las hacéis con alga kombu y con verduras,  no provocan hinchazón ni gases. Hacer la prueba, veréis.

En fin, que no me quiero enrollar pero si ya es difícil que incluyamos las legumbres en los menús de invierno y otoño, no quiero ni pensar en el verano!!

Es cierto que no apetece nada comer platos calientes cuando el sol aprieta pero es que tampoco es necesario. En verano las legumbres se cocinan de otra manera, más livianitas y frescas.

Es el caso de este rico paté de garbanzos con aguacate que me acabo de preparar y que me ha salido una cantidad ingente y eso que he puesto la mitad de los ingredientes de la receta original.

Aunque yo no tengo peques en casa, estoy segura de que no hay niño que se resista a este delicioso bocado, así que aquí tenéis una forma de enseñar a vuestros hijos a comer legumbres.

Lo podéis preparar para la merienda o para acompañar una cena ligera con una ensalada. Ahí va la receta!!

Ingredientes: 1 taza de garbanzos + 1 trocito de alga kombu + una pizca de sal marina sin refinar + 1,5 aguacates maduritos + 1 cucharada de aceite de oliva + 1 limón exprimido + 1 diente de ajo + 1 cucharada pequeña de pasta de umeboshi

Elaboración: Es la típica receta que puede hacer hasta un niño. Sólo necesita que sigas unos pasos muy simples. Pones a remojo durante una noche o siete horas los garbanzos. Los cocinas en una olla exprés durante hora y media con un trozo de alga kombu (2 o 3 centímetros), un poco de sal y tres tazas de agua.

Una vez cocidos, escurres los garbanzos y reservas el agua de cocción para hacer otra receta (un arroz, por ejemplo), picas un aguacate y medio, lo rocías con un poquito de limón para que no se ponga negro y lo echas junto a los garbanzos en una jarra para batir.

Añades el jugo de un limón, un diente de ajo cortado fino (sin el germen, para que no repita), una cucharada de aceite de oliva y una cucharadita de pasta de umeboshi.

Lo bates todo junto y quedará una pasta cremosa. Lo pruebas y si te resulta demasiado suave, añade unas gotitas más de limón o de umeboshi. También puedes incorporar un poco más de aguacate si te gusta mucho. Es cuestión de que cada “chef” le dé su toque.

Es un paté macrobiótico que se conserva bien en el frigo durante unos días (mejor si lo guardas en un tarro de cristal) aunque está tan bueno que si sois varios en casa no creo que te dure ni tres asaltos.

 

Compártelo

Lo que hay detrás de un filete

Soy de las que piensa que muchas personas que comen carne actualmente si tuvieran que matar ellas mismas los animales para comérselos, se volverían veganas. Creo sinceramente que si se abrieran los mataderos al público y se viera el proceso que se sigue antes de que los animales sean convertidos en filetes, el porcentaje de personas que cambiaría su alimentación todavía sería mayor.

En Alemania hay jornadas de puertas abiertas en torno a los mataderos y se hacen demostraciones de descuartizamiento de vacas y cerdos para que los consumidores vean de dónde salen los filetes que luego compran en las tiendas pero no se enseña cómo se matan los animales porque se considera “ofensivo para su sensibilidad”.

En este vídeo se habla de todo ello y de los pasos que sigue el matarife. Me ha dolido escucharlo pero creo que puede ser didáctico para los consumidores de carne.

Desde luego debe de haber libertad pero también creo que tiene que haber información para elegir libreme y conscientemente.

 

Compártelo

Té de rabanitos

La mesa lista para el té

La mesa lista para el té

Guardo la receta de este té como si fuera una pócima mágica pero creo que ha llegado el momento de compartirla…Es probable que te hechice al primer sorbo y si sabes cuáles son sus efectos todavía más. Ayuda a eliminar líquidos y a combatir grasas superficiales como la ¡¡celulitis!! Así que ya estás corriendo a comprar los ingredientes porque la elaboración no te costará más de 3 minutos.

Ingredientes: 1 o 2 cucharadas de té bancha (por litro de agua) + rabanitos + shoyu (salsa de soja) + jengibre

Elaboración: Hierves un minuto o dos el té bancha (2 cucharadas soperas por litro de agua). A continuación, lavas bien unos rabanitos y los rallas muy finos con su piel  rojita. Los echas en una taza o vaso (1 o 2 por persona), agregas el té, unas gotitas de shoyu,  un poco de jengibre también rallado y… ¡¡¡a gozar!!!

En verano te apetecerá frío o a temperatura ambiente y así también está muy rico porque tiene ingredientes potentes. A mí me gusta preparar bastante cantidad de té y conservarlo en un termo o en una botella de cristal e ir bebiendo cuando me apetece a lo largo del día. Los rabanitos y el jengibre los rallo justo en el momento de servirme una taza.

Como es un té que no contiene teína, puedes tomarlo incluso por la noche que no te quitará el sueño, te lo prometo.

 

 

 

Compártelo

Entrevista en Radio Vitoria

Entrevista radio Sugarnobaby

Con Isabel Irigoyen en los estudios de Radio Vitoria

Con Isabel Irigoyen en los estudios de Radio Vitoria

El 28 de junio de 2014 estuve en Radio Vitoria en el programa “Hablando claro” de Isabel Irigoyen. Me llamó para que hablara de mi experiencia como bloguera y de paso explicar de qué va sugarnobaby. Me preguntó qué era lo más gratificante y lo más arduo de tener un blog y la verdad es que no le supe decir nada negativo… Por mucho que lo pienso no encuentro un pero. Escribo cuando quiero y de lo que quiero. El texto empieza y acaba como yo quiero. La libertad es total. Todo depende de tus medios y de tus ganas.  Yo de lo segundo tengo mucho y de lo primero lo suficiente. Así que aquí seguiré con más recetas y más fotos, intentando que cada vez haya más personas felices, sanas y conscientes, también cuando comen.

La felicidad y la salud no dependen únicamente de cómo te alimentas pero están muy influenciadas por ello así que si te interesa saber qué puedes hacer para sentirte bien y sacar lo mejor de ti, te espero en sugarnobaby.

Salud y larga vida¡¡¡

 

 

Compártelo