Archivos mensuales: marzo 2013

Primavera y depuración

Flores en flor (que no es lo mismo que de flor en flor)

Flores en flor (que no es lo mismo que de flor en flor)

La energía de la primavera se corresponde con la del hígado, por eso esta época del año además de ser muy bonita y espectacular por cómo florece la naturaleza también nos avisa de cómo están las cosas por ahí dentro.

Si nos hemos pasado mucho con las comidas grasas y proteínicas en el invierno o con el alcohol y los dulces puede que nos sintamos cansados, con malestar general sin motivo aparente, con dificultad para dormir o tal vez se nos caiga el pelo o nuestras uñas sean tan quebradizas como el papel.

Al igual que las plantas brotan y renacen, nuestro cuerpo limpia las toxinas de la sangre a través del hígado y vuelve a nacer.

Un organismo intoxicado necesitará ayuda para hacer esta laboriosa tarea, por eso es muy recomendable hacer una dieta depurativa o un ayuno de entre 3 y 10 días en primavera.
Yo estoy probando un semi-ayuno coincidiendo con la Semana Santa y a partir de las seis de la tarde no como nada sólido, sólo un caldo de miso que tomo tres horas antes de dormir.

Por el día estoy ayudando al hígado a depurarse con verduras escaldadas y por supuesto con dieta macrobiótica.

Hoy he comido crema de coliflor, arroz integral con azukis y verdura escaldada. De merienda, manzana asada y dos rebanadas de pan esenio. Para desayunar, caldo de miso y crema de maíz.

En las azukis he puesto alga kombu y a media mañana me he comido una tira de alga nori tostada.

Además de la alimentación, los paseos por la naturaleza y las respiraciones profundas hacen también un trabajo esencial de limpieza interior.  Es un tiempo para pensar y para relajarse. La televisión es mejor que la apagues y el ordenador justo lo enciendes para leer este post o para escribirlo.

Dedicarte tiempo y leer mientras te cuidas es un placer y casi hasta un deber, algo que todos deberíamos hacer mucho más a menudo.

¡¡Bienvenida primavera¡¡

 

Compártelo

Crema de maíz

Crema de maíz (polenta)

Crema de maíz (polenta)

La polenta es un plato tradicional italiano que tiene su base en la harina de maíz. En la macrobiótica lo usamos para hacer preparaciones muy diferentes (comida, merienda, postres…). En este caso, se trata de un desayuno energético y vitaminado “tope” de bueno y sano. Pero ya lo usan hasta los cocineros más pegados a la cocina tradicional. Mira qué hamburguesas prepara Karlos Argiñano con polenta.

El desayuno que te propongo se prepara en 20 minutos y se hace así:

Ingredientes: 1 taza de sémola de maíz (polenta) + 3 tazas de agua + 1 taza de zumo de manzana o 4 tazas de agua

Elaboración: Primero hierves el agua con el zumo de manzana, cuando rompa a hervir echas la polenta poco a poco y remueves para que no se formen grumos. Lo cocinas durante 20 minutos aproximádamente y remueves un buen rato. Si ves que se hace muy rápido y que se te queda muy seco puedes añadir un poco más de líquido.

Lo puedes adornar con unas pasas o con unas almendras tostadas.

 

 

Compártelo

Salsa alioli

Alioli macrobiótico, sin aceite ni huevos

Alioli macrobiótico, sin aceite ni huevos

Hacer una buena salsa alioli macrobiótica, sin huevos ni aceite, es mucho más fácil de lo que imaginas y el resultado te aseguro que es excelente. El primer día que la hice me pareció que estaba deliciosa pero quería saber qué le parecía a una persona que no está acostumbrada a los ingredientes que usamos en la macrobiótica, así que me llevé un botecito pequeño al trabajo y se lo regalé a un compañero.

A la noche me mandó un mensaje y me dijo que le había encantado, que podía seguir regalándole salsitas de las mías siempre que quisiera.  Creo que lo mejor será compartir la receta para que todo el mundo unte a gusto con salsas saludables.

Gracias Yolanda por revelarme el secreto de tu salsa¡¡

La decoración del tarro es cosa de la diseñadora y artista Jone Zugazaga.  Un día de paseo con Lola por la Pinto (Calle Pintorería, Vitoria) encontré Dubidibú, ví los frascos con sus tapetes de colores y sus etiquetas molonas en el escaparate y no pude pasar de largo.

Ingredientes: 1 paquete de tofu sedoso +2 ajos + un chorrito de vinagre umeboshi + 1 cucharada de tahin

Elaboración: Como todas las salsas, ésta tampoco tiene mucho misterio: batir todos los ingredientes y listo¡¡

Eso sí, para que no te repita el ajo acuérdate de quitarle el germen de la parte interior antes de batirlo.

Si no encuentras tofu sedoso puedes usar tofu normal pero entonces necesitarás echar un poco de agua a los ingredientes antes de batirlos.

 

 

Compártelo

Bollo puding de algarroba

Bollo puding de algarroba

Bollo puding de algarroba

Este postre es una receta de Eugenia Varatojo,  una de las principales profesoras de cocina macrobiótica de Europa. La receta original es de chocolate y cacao pero yo prefiero utilizar algarroba porque tiene menos grasa y más vitaminas.

Ingredientes:185 gramos de harina blanca con fermento para bizcochos o un poco de bicarbonato + 30gr de algarroba en polvo (o cacao) + 1 frasco de melaza de arroz  + 185 ml de leche de avena + 4 ó 5 cucharadas soperas de aceite de oliva

Para derretir: 600 ml de leche de avena + 185 gr de algarroba en tabletas (o chocolate negro)

Elaboración: Mezclas la harina con la algarroba y el aceite y remueves para que se mezcle bien. A continuación, agregas los 185 ml de leche de avena y la melaza de arroz y lo vuelves a remover.  Enceitas una bandeja para el horno y viertes la mezcla dentro.

Aparte, mezclas los 600 ml de leche de avena con los 185 gr de algarroba en tabletas y lo derrites en una cazuela a fuego medio. Puedes añadir un poco de melaza para que tenga un sabor más dulce.

Cuando hayas conseguido una crema de algarroba homogénea apagas el fuego y lo viertes despacito sobre la masa anterior y lo horneas unos 40 minutos.

A la hora de servir y de comer, puedes decorar con unas natillas de soja.

 

 

Compártelo

Hamburguesa vegetal

Hamburguesa de verdura y tofu con salsa de hummus

A cualquier cosa le llaman vegetal… Si un sandwich lleva tomate y lechuga ya es vegetal¡¡ Da igual que lleve huevo, atún y jamón york o queso, el caso es que una hoja verde asoma por la rebanada del pan y eso ya le da todo el derecho a considerarse vegetal. ¡¡Venga ya¡¡

¿Tan difícil es hacer un sandwich o una hamburguesa con verdura y sin la insípida lechuga? Prueba esta receta y me lo cuentas.

Ingredientes: 1 puerro mediano o pequeño + una cebolla + dos rodajas de tofu + sal + aceite + shoyu + hummus + un bollo de espelta (o un pan de pita)

Elaboración: Cortas una cebolla en aros o en medias lunas y la pochas en una sartén con un poco de aceite y sal. Cuando esté blandita, añades el puerro cortado fino y agregas un chorrito de shoyu. Dejas que se ablande poco a poco con la cebolla a fuego medio y colocas encima dos rojajas de tofu. Remueves bien y lo dejas todo junto unos minutos para que se mezclen los sabores.

Las verduras deben quedar bien blanditas y el tofu irá cogiendo un tono tostadito. Cuando tenga esta pinta tan estupenda apagas el fuego y cortas el bollo por la mitad, lo tuestas un minuto en la tostadora y luego lo untas con hummus y colocas las verduras y el tofu encima.

Habemus hambuguesa¡¡¡ Y adiós a los picoteos “guarreras”¡¡¡

 

Compártelo