Archivos mensuales: enero 2013

Té y pan “tumaca” macro

Té bancha con pan de trigo candeal untado con aceite de oliva, tamari y canela

Una vez a la semana me gusta dar rienda suelta al institinto panarras que hay en mí y desayunar un par de tostadas pero de las mías.

Siempre elijo un pan de calidad, en este caso es integral, de trigo candeal. Lo compro ya cortado en rebanadas y lo congelo porque como pan de vez en cuando y si no, se quedaría duro.

Lo primero de todo, preparo un té. En este caso he elegido un té bancha, que lo he hecho durante unos diez minutos y lo dejo reposar. Luego saco el pan del congelador y lo meto a la tostadora. Me gusta el sabor del aceite en el pan y me preparo mi propio pan “tumaca”. Los ingredientes los aprendí de Javier Arocena y me parece que es una combinación perfecta y deliciosa.

Echas unas gotitas de aceite de oliva sobre el pan, a continuación le das un toque macrobiótico con un poquito de tamari y para rematar, espolvoreas por encima canela en polvo. Un desayuno perfecto para un día aún mejor¡¡

Compártelo

Crema de arroz

Ingredientes para preparar una crema de arroz con canela y castañas

Empezar el día con una crema de arroz con canela y castañas es un placer que acostumbro a hacer en invierno y otoño.  El resto del año, cambio los ingredientes pero también me tomo una crema de cereales antes de empezar a funcionar.

Es la dosis perfecta para aguantar el chaparrón que te suele esperar cuando cruzas el umbral de tu casa y te sumerges en el trajín diario. Es un desayuno muy energético y muy cómodo porque puedes prepararte crema para dos o tres días y sólo tendrás que calentarla cuando te levantes de la cama.

Además, es un desayuno económico. Mira los ingredientes que necesitas y qué fácil es de hacer. 

Ingredientes: 1 taza de arroz integral (una taza de tamaño mediano)  + un puñado de castañas secas + un palito de canela en rama + una pizca de sal + 7 tazas de líquido (6 de agua y 1 de leche de arroz)

Elaboración: El arroz lo remojas unas horas o toda la noche y luego lo cuelas y tiras ese agua. A continuación, pones el arroz en una olla exprés con la canela y las castañas y las 7 tazas de líquido. Lo hierves sin tapa y cuando empiece a soltar burbujitas, entonces  añades una pizca de sal de calidad (sin refinar).

Ahora sí, colocas la tapa de la olla, cierras con cuidado y le das bien de fuego para que suba la válvula. Una vez que haya subido, bajas el fuego al mínimo y lo dejas que se haga despacito unas dos horas o dos horas y media.

Ojo¡¡ Este tiempo y una olla exprés es válido para un fuego de inducción o un fuego suave, si tienes una llama para cocinar o un fuego más potente que el mío no sería necesario que usaras una olla exprés. Quizás con una cazuela normal tapada o una olla rápida y un difusor sería lo más conveniente. Hay quien deja la crema que se haga a fuego muy lento toda la noche pero entonces, te recomiendo que eches más líquido, unas 10 tazas.

En fin, es ir probando en cada fuego a ver qué ocurre. Desde luego, cuantas más horas esté cocinándose más dulce y rica quedará la crema. Las castañas las uso en invierno y otoño, el resto del año me gusta más echar unos trocitos de manzana desecada o unas ciruelas pasas. En caso de que haya enfermedad, lo recomendable es no añadir fruta.

Para los principiantes, aconsejo que echéis más leche de arroz de la que pone en la receta (2 tazas por ejemplo) o que lo endulcéis con melaza a la hora de comerlo. A medida que hagáis una alimentación más limpia (sin azúcares, grasas, ni producto animal), este tipo de desayunos os sabrán más y más dulces sin necesidad de nada más.

Compártelo

Ensalada de calabacín

Cuantas más horas se esté macerando...más rica estará

Cuantas más horas se esté macerando…más rica estará

Esta ensalada me vuelve loca por su sabor. El toque del concentrado de manzana es sublime. Os la recomiendo. La receta es de Eugenia Varatojo.

Ingredientes: 2 calabacines + sal + concentrado de manzana líquido + vinagre de arroz + Mirin (vino de arroz)

Elaboración: Cortas el calabacín primero de forma oblícua y luego vas haciendo pequeñas tiras con cada rodajita. Es el mismo corte que se usa para hacer una kimpira.  Colocas el calabacín ya troceado en un bol y le pones sal de buena calidad espolvoreada por encima, un chorrito generoso de concentrado de manzana, otro de vinagre de arroz, unas gotas de Mirin y lo dejas macerar una noche o unas horas.

A la hora de servir, escurre bien el calabacín, sirve en el plato sólo la verdura y el líquido lo reservas para condimentar por ejemplo una sopa que hagas en otro momento.

 

Compártelo

Crema de copos de avena

Desayuno de crema de copos de avena

Este desayuno se prepara en 15 minutos¡¡

Cuando empezamos con una alimentación integral, energética y consciente, como la que propone la macrobiótica, decimos adiós a estimulantes como el café, lo que puede llevar a muchas personas a sentirse perdidas a la hora de comenzar el día.

Si eres de los que están enganchados a la cafeína, te costará quitarte el “mono” un par de días, pero en cuanto lo hayas superado, te sentirás infinitamente mejor y comprobarás que se puede vivir sin café y sin azúcar, e incluso mejor¡¡¡

Entonces, ¿qué desayunar para empezar bien la mañana? Para ir acostumbrándonos a otro tipo de desayunos, te propongo empezar con una crema de copos de avena. La cocinarás en 15 minutos y te dará la energía estable y duradera que necesitas para funcionar toda la mañana y sin hipoglucemias.

Puedes acompañarla con un café de cereales o con un té de tres años sin teína, kukicha o bancha, el que más te guste, es cuestión de probarlos.

Los copos de avena se venden en herboristerías o tiendas de alimentación ecológica. Vienen sin ningún tratamiento y sin azúcar. Verás qué sabor más dulce y más suave. Tu estómago te hará la ola al sentir tanto placer junto, jejeje.

Ingredientes: 1 taza de copos de avena finos + 2 tazas de agua + 2 tazas de leche de arroz + 1 palito de canela + 3 ciruelas pasas + pizca de sal

Elaboración: cocinar todos los ingredientes en una cazuela durante unos 15 minutos a fuego medio y removiendo de vez en cuando para que no se peguen al fondo y se hagan bien. Remueve en una dirección, vale? no caigas en el caos ya desde la mañana.

Las ciruelas las puedes sustituir por unas pasas o por manzana, si es deshidratada, mejor que mejor. Si no, unos trocitos de manzana que tengas en casa, los pelas y los echas. Y después de este desayuno… a comerte el mundo¡¡¡

Compártelo

Tarta de cacao

Tarta de cacao con galletas

Ingredientes: 1 litro de leche de espelta o de arroz o de avena + 3 cucharadas soperas de cacao o chocolate puro negro + melaza de arroz (al gusto, yo creo que mínimo 4 cucharadas bien colmadas) + canela espolvoreada + 1 cucharada sopera de puré de almendra + 1 cucharada sopera rasa de agar-agar + 2 cucharadas rasas de arrurruz + galletas sin azúcar (que sean planas y alargadas)

Elaboración:

Colocas dos capas de galletas en una fuente. Aparte, mezclas todos los ingredientes de la receta en una cazuela, menos el arrurruz, y los pones a hervir. Remueves constantemente para que no se pegue al fondo y para que se disuelva bien el alga agar-agar. A los cinco minutos, añades el arrurruz y lo vas echando poco a poco y sin dejar de remover, para que no salgan grumos.

Lo hierves todo otros cinco o diez minutos y pruebas el sabor. Si te parece que le falta dulzor, añades un poco más de melaza. Es importante que tenga un buen toque dulce, así que no te cortes.

A continuación, viertes la mezcla poco a poco sobre la fuente en la que habías colocado las galletas y lo dejas enfriar. Cuando ya esté frío y haya cuajado, cortas el pastel a tu gusto, en rectángulos o cuadrados. A la hora de servir, puedes adornar con un poco de nata de soja por encima.

Qué tarta más buena, de verdad. Todo un éxito. Gusta a todos, incluso a los paladares fieles al azúcar.

 

 

Compártelo