10 alimentos que evitan la inflamación del abdómen

 

barriga tatuada

Esta barriga tan preciosa es de una mujer embarazada. Está tatuada con henna. La foto la encontré en Pinterest.

Tienes a tu alcance todos los alimentos y bebidas que podrías imaginar, escoges aquellos que te parecen más sanos, practicas deporte y eres de esas personas que “se cuidan”, sin embargo, no sabes por qué pero cada vez más frecuentemente se te hincha el abdómen después de comer o de tomar alguna bebida, sobre todo si es fría.

Es un síntoma muy común y es molesto porque a nadie le gusta sentirse como una pelota hinchada.

Seguramente va asociado a otros síntomas como cansancio general, falta de energía, gases, poco apetito, digestiones lentas, sobrepeso, acumulación de líquidos, heces muy blandas o estreñimiento, pesadez corporal…

La causa puede estar en tu “caldero” interior, aquel con el que calientas el proceso digestivo, imprescindible para una buena digestión y asimilación de los alimentos y nutrientes.

La zona de tu bajo-vientre (también conocida como bazo chino) necesita energía y calor para estar tonificada y hacer correctamente su función, que consiste en absorber y asimilar los nutrientes que se han obtenido de los alimentos tras la digestión.

Cuenta Jorge Pérez-Calvo en su libro “Nutrición energética” que los nutrientes suben a través de la vena porta al hígado, donde son filtrados y posteriormente transformados en sangre.

La dirección energética de este proceso es ascendente, en cambio, la de la digestión es descendente. Los alimentos y las bebidas entran por la boca y empiezan su recorrido hacia abajo para su digestión.

¿Este movimiento natural se puede bloquear en alguna de sus fases? Sí.

Cuando abusas de alimentos y bebidas que tienen una energía fuertemente expansiva como el alcohol, la fruta, el azúcar, los refrescos, los zumos y la leche, estás debilitando estas funciones y si también comes mucha proteína animal, alimentos en salazón, barbacoas… estarás inhibiendo o incluso bloqueando la digestión, (“Nutrición energética para el sistema digestivo”, de Jorge Pérez-Calvo).

Por eso, la recomendación general sería que elijas alimentos para el día a día que potencien tu digestión y que te permitan digerir y asimilar bien los nutrientes.

Si lo haces, recuperarás la energía y el calor interior que necesita tu “caldero” para cocinar todos los procesos que se ponen en marcha desde que abres la boca y empiezas a masticar o a ensalivar algo.

Las mujeres que tienen reglas muy sangrantes también deberían cuidar más los alimentos que comen porque otra de las funciones del llamado “bazo chino” es la de controlar el tono de los vasos sanguíneos.

De ahí que cuando no hay suficiente tono, se produce una vasolidatación, que origina el sangrado, según Jórge Pérez-Calvo.

sistema-digestivo-y-metabolismo-3-638

10 alimentos que te ayudarán a tonificar la digestión y a asimilar mejor

  1. Té de tres años (kukicha o bancha)
  2. Arroz
  3. Mijo
  4. Quinoa
  5. Trigo sarraceno
  6. Pescado blanco salvaje
  7. Semillas de calabaza
  8. Hierbas y especias como la albahaca, la nuez moscada, el romero, el anís estrellado, el clavo, la canela en rama…
  9. Hortalizas como la calabaza, la zanahoria, la col, la cebolla y el ajo
  10. Verduras de raíz como el jengibre

El sabor dulce de calidad ayuda a fortalecer el “bazo chino”, por eso, me gusta inculcarlo en los cursos de cocina y en las consultas. Y todos los alimentos que te acabo de recomendar forman parte de un menú “tipo” en personas que llevan una dieta macrobiótica o energética.

Es importante conocer la mecánica del proceso digestivo y saber cómo influye lo que elegimos para nutrirnos porque más allá de que se te hinche la barriga, si consigues una buena digestión, vendrán de la mano un montón de cosas más que estoy segura de que te van a sonar muy bien.

Ventajas de tener el “caldero” interior bien calentito

  • Equillibrio en el peso corporal
  • Energía y vitalidad
  • Volumen muscular y de tejidos adecuado
  • Mejor capacidad intelectual y mayor facilidad para concentrarse
  • Evita la caída de los órganos y de otras partes del cuerpo (adiós a la papada y a los senos caídos…)

Ahora que sabes el porqué de tus “males”… corre a echar un vistazo a tu despensa, ¿realmente llevas una alimentación sana?

2 comentarios

    1. sugarnobaby Autor del artículo

      La verdad es que no hablaba de barrigas panzudas por comer mucho pero estoy de acuerdo en que cenar en exceso no es bueno y no ayuda en nada a repararnos y a dormir bien.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>